Elimina las conciencias del ecodiseño familiar

0
17

Baku Barrikupel es un proyecto basado en ecodiseño nacido en Tierra Estella, de la mano de Amaia Prieto y su padre, Jesús Prieto. Esta iniciativa empezó a despegar el pasado mes de junio de 2020 cuando Amaia se graduó de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja. Aunque Jesús, un carpintero con más de 30 años de experiencia, llevaba mucho tiempo pensando en ello. “Fue cuando terminé mis estudios de diseño cuando nos embarcamos juntos en esta aventura”, ha destacado hoy Amaia en una feria en Pamplona Ekomercado, donde la familia aprovechó para mostrar su trabajo.

“Cuando regresó de Erasmo, mi padre había probado lámparas con listones de madera laminada y ahí vi que era lo que teníamos que hacer”, explica la joven. «Desde ese tiempo empezamos a diseñar muchas cosas, con componentes más técnicos «. Juntos, dice, «hemos logrado perfecta mezcla de diseño y artesanía «. Aunque ofrecen series de sus piezas, asumen que cada una de ellas «es única. Ya tenemos 19 modelos que saldrán a la venta a fin de mes en nuestra web», explica Amaia. Su idea es cubrir todos los materiales y realizar todo tipo de diseños.

«Normalmente, en las escuelas de diseño te enseñan cómo diseñar, cómo hacerlo y lo que necesitas», aprecia, «pero ahora es al revés: tengo estos materiales y tengo que pensar qué hacer con ellos . Nos gustaría quitar conciencias y tener un impacto en la sociedad«, subraya, subrayando la necesidad de publicitar el ecodiseño». Los productos que hemos elaborado son versátiles, se pueden adaptar al entorno en el que decidamos colocarlos. Este proyecto tiene como objetivo concienciar y ayudar para que cuando alguien compra una lámpara baku y luego se cansa, no la tira y puede reutilizarla o cambiar de posición ”, dice Amaia. “Queremos acabar con la mala costumbre de comprar un producto y tirarlo al poco tiempo, esperamos que la historia de nuestros productos dure el mayor tiempo posible”.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí