En dos meses de prisión, catorce poetas juntos crearon un poema diario en su chat de WhatsApp: «Antología hacia la luz».

0
12

los Títulos de los capítulos antológicos hacia la luz son asépticos: “Martes 17 de marzo de 2020; Miércoles 18 de marzo de 2020; Jueves 19 de marzo de 2020 … «. Los días pasan uno a uno, sin saltos, tal como lo hicieron con nosotros cuando se declaró el estado de alarma de marzo y el encierro domiciliario fue forzado. «Viernes 10 de abril de 2020; Sábado 11 de abril de 2020; Domingo 12 de abril de 2020 … ”, avanza el calendario en este particular contador. Lo hace hasta el 16 de mayo de 2020, una de las últimas fechas de encarcelamiento. Los títulos se mantuvieron neutrales porque la pasión estaba escrita a continuación, en poemas creados conjuntamente por 14 poetas – casi todos los navarros – en Chat de WhatsApp que se ha convertido en tu conexión: durante la jornada se incorporaron al grupo y continuaron con los versos escritos por su pareja o expareja hasta los catorce años. Como vasos comunicantes, transformaron las actitudes personales en poemas en esos días difíciles, sus miedos y su asombro ante las noticias diarias, reflejando tristeza y desencanto pero también esperanzas, amores o sueños que pudieran sentir. Lograron crear 60 poemas en 60 días consecutivos, y este jueves exhiben Antología hacia la luz a Planetario de Pamplona (19.30 h).

“El compromiso era no faltar a nuestra cita diaria”. La poeta Isabel Blanco Ollero vuelve en su mente a esos días y al inicio de este desarrollo polifónico nacido de la anulación de una de esas mil iniciativas que forzó la pandemia. Se trataba del celebración el 26 de marzo en Pamplona del Festival Internacional de Arte y Poesía, encuentro que se realiza simultáneamente en 35 países para concienciar sobre la igualdad y contra la violencia de género. Con participantes de todas las disciplinas artísticas (música, pintura, fotografía, danza, artes visuales, poesía y literatura), en 2020 los niños huérfanos de sus madres fueron premiados por la violencia de género.

El coordinador de la fiesta de Pamplona, ​​Blanco recuerda que los poetas que estaban a punto de participar ya habían compuesto su poema cuando se decretó el estado de alarma. Lo sabía porque estaban en comunicación en un grupo de WhatsApp, el creado hace unos años por este festival en el que a estas alturas la mayoría de los catorce habían participado en otras ocasiones.

Y la creencia de que esta no podía convertirse en una obra perdida llevó al poeta a proponerse escribir un poema diario entre los catorce años. Cada uno habría aportado sus propios versos, del uno al tres, que se sumarían a los ya preparados por sus compañeros, siempre en busca del poema que tuviera sentido.

Conocía la experiencia. Lo había puesto en práctica hace unos años, tras un encuentro en Luxemburgo de poetas de varios países. Uno de ellos había leído muchos de sus poemas y al cabo de unos meses se había puesto en contacto con él vía email: el tema del amor que trataba Isabel en sus obras era bastante acorde con su poética, y le propuso escribir poemas juntos vía email, entrelazando el versos de uno y otro. El era el poeta mexicano Ciprián Cabrera Jasso,miembro de la Academia Mexicana de la Lengua y galardonado en su país con el equivalente en España del Premio Nacional de Poesía. «Escribimos dos libros de poesía [Las aves de Júpiter y Sincronía de la luz] , aún inédito. Para mi son una joya. Lamentablemente está muerto ”.

TEMA NI ORDEN NI

A los catorce años le gustó el desafío. A partir de diversos registros y tendencias y cada uno con su propia visión particular de la poesía, trabajarían en un proyecto común y cotidiano. No han determinado en qué orden escribir. Ni qué temas discutirían todos los días.«La primera persona que se unió al grupo de WhatsApp escribió sus versos y los demás hicieron lo mismo después»-. Sí, la hora: desde las nueve de la mañana hasta las diez de la noche. Hubo suficientes horas para iniciar sesión en el mejor momento para cada uno e ingresar sus versos.

El recorrido por los días del libro de poemas muestra cómo al principio los versos llevaban a hablar de encierro, enfermedad, incertidumbre y miedo a lo desconocido, pero luego surgieron poemas de amor, de niños protagonistas y de esperanza.

El grupo descubrió que era «una forma de estar juntos, de tener algo a lo que ir durante el día»; que imaginé «La comodidad de tener una cita diaria»explica Blanco. Los catorce habían formado un microcosmos: en las mismas circunstancias que el resto de la sociedad, encerrados en sus casas como todo el país, sus vivencias eran también las de los demás, pero reflejaban juntos lo que sentían por escrito.

Cuando agregaron dos meses consecutivos de creación diaria, dejaron de. Sesenta era un buen número: sesenta poemas en sesenta días.

Y no habían escrito solo en ese período. También habían hablado a diario, al final del día, en ese chat que se había transformado en un medio de comunicación entre ellos. «Creo que hablo por todos: como experiencia personal, fue única», dice Blanco. “Supuso consuelo, salvación, punto de encuentro, escape total de todas esas tristes y dolorosas circunstancias. Este punto de encuentro para expresar a través de la poesía lo que nuestro interior sintió fue como el flotador que puede ayudarte a salvarte en medio de una tormenta en alta mar ”. Agrega que todos se han mostrado muy agradecidos entre sí por esta colaboración. «Fue un sentimiento de apoyo continuo y los lazos de amistad se fortalecieron».

En esos meses el coronavirus también afectó directamente a los integrantes del grupo, enfermando a los familiares de algunos de ellos. Hubo un día particularmente doloroso: muerte del hermano de uno de los poetas. «Si usted cree que sí», escribió Blanco al grupo, «Pasamos el día en silencio, en señal de duelo ”. Era la forma de acompañar al poeta para no estar físicamente con ella. En el poemario está representado en el capítulo 29, correspondiente al martes 14 de abril de 2020. La página está casi en blanco. Solo hay una frase escrita: “En memoria de todos los muertos. DEP «.

Yo y los 14 poetas

Inma Biurrun
Isabel Blanco Ollero
Para el castillo
Socorro Latasa Miranda
Sagrario Lecumberri Seviné
Cristina Liso
Teodoro L. Basterra
María Loyola Flamarique
Trinidad Lucea
Silvia Marambio-Catán
Ana Martínez Mongay
Arantxa Mendizábal
Arantza Murugarren
Teresa Ramos

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí