Reconocimiento a la conciencia ambiental de la Mancomunidad de Valdizarbe

0
8

Celebre el reconocimiento recibido por su trabajo innovador en la gestión de residuos

ESel contacto con los vecinos, el impulso por reinventarse y la conciencia de la innovación. Estas son las principales características del curso de acción que el Mancomunidad de Valdizarbe ha continuado en los últimos años. Un compromiso con la promoción de buenas prácticas y actitudes hacia el cuidado del medio ambiente que les ha llevado a ser líderes entre las entidades comunes. La semana pasada recibieron el Premio SER Navarra de Medio Ambiente, patrocinado por Servicios ecológicos de Navarra, por ser una “entidad innovadora en el ámbito de la gestión de residuos” ya que, a pesar de su tamaño, lleva a cabo proyectos pioneros en el tratamiento de nuevos residuos generados en el consumo diario.

El premio se suma al premio a las buenas prácticas ambientales que en diciembre el gobierno de Navarra le dio por su proyecto Tenemos un bonito marrón, por su labor de sensibilización y sensibilización en la comunidad educativa. Valdizarbe no acumula solo los premios de los últimos meses, pues durante años se ha mantenido en el centro del trabajo común, recibiendo reconocimientos a nivel institucional y de los sujetos privados.

A pesar de su tamaño, Valdizarbe lleva a cabo varios proyectos pioneros y valora la necesidad de trabajar en comunión con los vecinos para crear una conciencia común del reciclaje y una buena gestión de los residuos como imprescindible. “Tenemos claro que trabajar con la sociedad en el tema de los residuos y con el medio ambiente en general es fundamental, ya que asumimos que la clave está en el comportamiento de las personas y los cambios de hábitos”, describe Oscar Rubio, responsable de la prevención de residuos. en Consorcio de residuos de Navarra, y agrega que ahora más que nunca necesitamos reinventarnos para incorporar a más personas en un proyecto «universal». Silvia Ruiz de Larramendi, técnica de residuos y medio ambiente de Valdizarbe, destaca que el mérito de la innovación es compartido entre el personal de la Commonwealth y el público. “En las zonas rurales, donde el contacto con la gente es muy cercano, hemos logrado generar una relación en la que los sectores más comprometidos con el medio ambiente nos piden constantemente nuevos pasos para incentivar a esos otros sectores que no lo son tanto”, Ruiz de Larramendi específico.

Valdizarbe está a la vanguardia en la promoción de nuevas campañas de sensibilización en los municipios que la integran, situación que surge «de la necesidad de crear proyectos innovadores». “Acercarnos al público nos obliga a innovar continuamente”, enfatiza Ruiz de Larramendi, y agrega que la generación, la recolección y la percepción de la sociedad sobre la importancia de una adecuada gestión de los residuos está cambiando a una velocidad vertiginosa ”, lo que los obliga a caer en la innovación.

Educación ambiental Su principal línea de actuación es la educación, pues consideran que «una sociedad educada es una sociedad adulta y juiciosa», premisa que siguen estrictamente. “En definitiva, no es difícil para una sociedad educada entender que se necesita un poco de esfuerzo para lograr una gran ventaja colectiva”, piensa Rubio.

Si bien son conscientes de que la educación ambiental debe incluir a la mayoría de los adultos, creen que trabajar con la población escolar «es fundamental». “Somos muy conscientes de que los niños serán las personas que administrarán nuestros recursos en el futuro, por lo que el legado ambiental que les dejamos debe recaer en la responsabilidad del esfuerzo que hagamos en el presente”, completa Silvia Ruiz de Larramendi.

PROYECTOS PENDIENTES De momento, uno de los retos de Valdizarbe es combatir la fracción restante poniendo a disposición de los abonados de la zona la importancia de limitar los residuos que se depositan en este contenedor.

El siguiente paso para la institución será modificar la configuración de los puntos contenedores en función del tipo de residuo que se genera en los hogares, es decir, con mayor presencia de contenedores de materia orgánica, embalajes y cartones y mínima presencia de contenedores de fracciones. residual. Además, explican, están trabajando en proyectos de economía circular que combinan con la prevención de residuos. “Encontraremos la manera de enviar menos residuos al vertedero para recuperar materiales con los que podamos fabricar muebles u otro tipo de herramientas que podamos utilizar”, dice Rubio.

«Acercarnos a nuestros vecinos nos obliga a crear proyectos innovadores»

silvia r. por larramendi

Técnica de residuos

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí