Osasuna: Álvaro Fernández, procesado por dos posibles delitos de falsedad

0
80

Se llevará a cabo en las próximas semanas el proceso por una posible doble infracción de denuncia falsa cometida por Álvaro Fernández. El exportador Osasuna acusó al club de falsificar el contrato pero, tras probar que era su firma, el tribunal actuó de oficio para resolver el asunto. Se lleva a cabo a través de un caso penal. y la entidad Rojilla exige una multa diaria de 100 euros durante 20 meses por cada delito. En total unos 120.000 euros. El tribunal le pidió una fianza de 16.000 euros.

El juicio, sin fecha, tendrá lugar en Pamplona. Fueron presentados la acusación de la Fiscalía, que pide una pena menor, y de Osasuna, así como de la defensa. El club se suma al juicio abierto por el juez por «falsa acusación y simulación de delito», luego de que pruebas manuscritas demostraran que había firmado el contrato que lo ligaba a Osasuna cuando partía gratis para Múnich. En su apelación, tan contradictoria, quiso argumentar que era su letra, pero diciendo que iba en contra de su voluntad.

Álvaro tenía demandó al club y luego tuvo, además, contra Sabalza y Ardanaz. ¿La razón? Que esta acusación de falsificación de documento comercial no puede ser contra personas jurídicas. El movimiento lleva esta acusación de doble delito de información falsa.

EL CASO ÁLVARO CONTINÚA SU CURSO

En octubre del año pasado se resolvió la vía deportiva en el caso de Álvaro Fernández, que dejó libre al Mónaco con contrato con Osasuna. El CAS, el Tribunal Arbitral Europeo, notificó al club que estaba denegando su solicitud. De esta forma, arrancó un conflicto hace 3 años y 3 meses con la abrupta marcha del portero al Mónaco con contrato vigente cuando se reclamaba para el primer equipo, según la tesis que el club habría defendido.

Sin embargo, Osasuna siguió explorando todas las vías posibles obtener una compensación económica. Recurrió al Juzgado de Trabajo de Navarra para solicitar los 10 millones de euros que aparecen en la cláusula de rescisión de ese contrato, afirma. De manera subsidiaria pide 3, sin contar que fue parte del primer equipo en 2017. De hecho, el club estaba pagando la seguridad social considerando que era rojo.

Curiosamente, se puede demostrar que Álvaro firmó el contrato que lo ligaba a Osasuna cuando salía en libertad. Aún así, la pista deportiva no confirmó el reclamo inicial.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí