42,6% de usuarios en transporte urbano

0
8

El año pasado el Transporte Urbano Regional registró 23.321.299 viajessi, eso fue un Disminución del 42,61% en comparación con el máximo histórico registrado en 2019 cuando se hayan superado los 40 millones de viajes. Esta fuerte disminución se debió a los efectos de la pandemia y las limitaciones de la capacidad del servicio de transporte.
En particular Durante los dos primeros meses de 2020 continuó la tendencia de crecimiento experimentada desde 2015. Desde marzo, con la institución del confinamiento domiciliario, se ha iniciado un notable descenso del número de viajeros, que superó el 90% en abril. Desde entonces, la recuperación ha sido muy gradual y alcanzó su punto máximo en septiembre. Sin embargo, a partir de octubreCon la segunda ola de contagios y el nuevo estado de alarma, la demanda se ha vuelto a reducir, aunque lejos del efecto del primer encierro.

Si en 2020 el servicio de transporte diurno registró una disminución significativa en el número de viajes (42,06%), la disminución del servicio nocturno fue aún mayor (69,12%) que ha sufrido una importante reducción de servicio desde marzo y que dejó de prestarse del 3 de abril al 22 de junio.

Líneas 4 y 7, siendo las más utilizadas:

Dentro del declive general de la figuras, las líneas más utilizadas seguían siendo la 4 (Barañáin-Villava) con 4.882.652 viajes y la línea 7 (Villava-Txantrea – Barañáin) con 2.388.820. La línea 22 (Plaza Merindades – Mutilva) fue la que sufrió menos descenso Respecto al año anterior, como consecuencia del alargamiento del recorrido que realizó en enero, alcanzando las 98.807 carreras, con un descenso del 0,39%.
Asimismo, la línea 23 (Cordovilla – Olloki) registra un menor descenso, con un -24,29%, y la línea 25 (Plaza Príncipe de Viana – Mutilva) con un -5,73%. Las líneas diurnas con mayor descenso relativo de pasajeros fueron la Línea 2 (Avda. San Ignacio – Etxabakoitz), con un descenso del 55,51%, y línea 24 (Circular Mercadillo Landaben), con un descenso del 53,61%.

Entre las líneas nocturnas, la más utilizada fue la N7 un año más larga (Paseo de Sarasate – San Jorge – Txantrea – Baja Navarra) con 66.007 viajes, lo que representó un descenso relativo respecto al año anterior del 70,24%, y el menor porcentaje de descenso. lo experimentó la línea N1 (Avda. San Ignacio – Zizur Mayor) con un descenso del 63,72%.

La recaudación de rentas se reduce en 8,8 millones de euros:

Datos provisionales sobre ingresos por tarifas neto (sin IVA) pagado por los usuarios en 2020 asciende a un total de 10.239.860,45 euros, lo que supone una disminución del 46,29% En el año anterior. Como consecuencia, Se perdieron 8,8 millones de euros de ingresos por tarifas frente a 19,1 millones de euros euros que se recaudaron en 2019, con los problemas de financiación del servicio que esto conlleva.

La disminución porcentual de los ingresos es ligeramente superior a la de los viajes porque las tarifas habían sido congeladas por sexto año consecutivo y algunos de los impuestos los superiores han sufrido una reducción especial de uso en 2020: el billete sencillo (del 5,62% en 2019 al 3,65% en 2020) debido a la prohibición de pagos en efectivo durante parte del año, el billete sencillo San Fermín (del 0,75% en 2019 al 0% en 2020) por la suspensión de fiestas y la tarifa nocturna (del 1,24% en 2019 al 0,50% en 2020) por la suspensión del servicio nocturno la mayor parte del año. También se debe a que el uso de algunas de las tarifas más baratas ha aumentado drásticamente: la tasa social F para personas en riesgo de exclusión social (del 10,90% en 2019 al 13,95% en 2020) y transbordo (del 8,12% en 2019 al 9,28% en 2020).

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí