Empresa de fútbol con sede en Maldonado

0
8

La red que gira en torno a Maldonado nació en 2009, año en el que se convirtió Sociedad deportiva. Un modesto club uruguayo fue elegido por dos empresarios británicos para hacer sus negocios. Se trata de Malcolm Caine y Graham Shear, implicados en el traslado fraudulento de Carlos Tevez al West Ham en 2007. Uno es dueño de un caballo de carreras y el otro es un abogado de nombre en Londres.

Un modesto equipo de fútbol, ​​ahora en Primera División, acabó facturando millones de euros para las idas y venidas de jugadores de talla mundial. Eso sí, nunca defendieron la camiseta de Maldonado, una especie de club de pantalla donde depositan los derechos federativos de los jugadores. Mera trámite para respetar la legalidad.

GRUPO STELLAR Y URUGUAY

La otra parte del plan está en el Reino Unido. Stellar Group, que administra Maldonado, tiene su sede en Londres. Es quien posee la propiedad Calleri. Jonathan Barnett lidera la agencia, otro objetivo empresarial, que tiene a Gareth Bale en sus filas. Los movimientos clandestinos para estimular los movimientos de transferencia contaron con los actores necesarios.

No es casualidad que Uruguay sea el país elegido como centro de operaciones. Allí la carga fiscal es menor que en otros lugares del medio ambiente. Se estima un ahorro fiscal del 40%. Sin embargo, el gobierno nacional ha elevado la tasa a pagar en este tipo de operaciones del 4% al 12,15%. Lejos del 35% que se pagaría en Brasil o Argentina. Gustavo Arribas, representante de Stellar en Latinoamérica, es el encargado de mover los chips.

Por ejemplo, el pase Calleri se hace entre clubes, como exige la ley, pero en realidad no ha pisado la ciudad uruguaya de 60.000 habitantes. Cada temporada ingresan una cantidad para las asignaciones. En el caso de Osasuna, solo pagó la ficha. Así, Caine y su equipo amasan una fortuna a pesar de ejemplos aislados como el de Hernán Toledo. Estuvo en el fútbol europeo, no se ha puesto al día, y ahora juega en Maldonado porque no tiene nivel. Este no es el objetivo.

Willian José, Álex Sandro o Allan son los casos más conocidos con raíces en Maldonado. La Real Sociedad pagó al club 6 millones por el 70% de sus derechos. Ahora ha dejado a Wolverhampton en el mercado de fichajes de invierno cedido con una cláusula de rescisión. Curiosamente, porque el club donostiarra tuvo que pagar una penalización del 30% sobre el total de la oferta si la rechazaba. Y Maldonado sigue teniendo ese 30% de su pase.

El traspaso de Álex Sandro al Porto por casi 10 millones en 2011 fue otro gran hito en este negocio del fútbol llevado al extremo que corren los satélites que mueven los hilos en torno a Maldonado.

Te puede interesar

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí