Testimonio centenario de los elementos meteorológicos en Sartaguda

0
10

Por deseo, por costumbre o por placer; lo que sea que es, la estación meteorológica manual de Sartaguda, encargada de la gestión de los voluntarios del municipio, celebra su 101 aniversario. Y fue el año 1920 cuando instalaron esta estación en lo que entonces era tierra del Duque del Infantado. Desde entonces, uno u otro, continuamente todos los días del año, era la encargada de recolectar la información brindada. Por el momento, ni siquiera las nuevas tecnologías han podido hacer esto.

De acuerdo con José Ramón Martínez, sartagudés quien es responsable por seis años de este trabajo, «Se cree que la primera persona que recogió la información de la estación fue el guardia que vivía aquí». Entre las personas después de haberlo logrado hay Juan Campo, Rodolfo Benito, Félix Garraza, Julián Ruiz (tío de José Ramón Martínez que ha pasado al menos dos décadas recopilando datos), y Marino Moreno, que estaban apenas seis meses entre estos dos familiares.

«En su día preguntaron quién quería hacerse cargo y la verdad es que el insecto me mordióQuizás porque vi a mi tío y porque era algo que me gustaba. Me ofrecí como voluntario y pregunté qué hacer por qué Sabía cómo se recopilaban los datos pero no cómo se reflejaban y enviaban«dice José Ramón.

Temperaturas máximas y mínimas, precipitación, dirección del viento …
Todos los días, explica, los datos se recogen a las 8:00 (anteriormente también se hacía a las 13:00 y 18:00), «mira la temperatura máxima y mínima el día anterior con un termohigógrafo que luego se confirma con un termómetro, lluvia con el pluviómetro, la dirección del viento con la veleta coronando la estación meteorológica y, finalmente, los meteoritos; lluvia, nieve, granizo, tormenta, niebla, rocío, helada, suelo nevado. Cuando dejo de trabajar también tengo cuidado al escribirlo al día siguiente «.

Antes, insiste, también se recogían las horas de sol, evaporación, temperatura del suelo y cantidad de nubes. «Sería bueno que todos los datos se recopilaran manualmente, más allá de lo que puede proporcionar la estación automática, lo que lleva unos 20 años. Se necesita un esfuerzo adicional porque la finca no está en la ciudad, sino a 2,5 kilómetros de distancia. Pero sería Muy bueno. «

Proceso completo:

En una hoja anote todos los datos que envía cada mes y, además, todos los días, de 8:00 a 10:00, llamar a AEMET. Los datos, dice, aún se están recolectando gracias a que INTIA quiere que la estación continúe operando como está en su finca. También hay otras tres estaciones automáticas que también vienen a comprobar todos los meses y que proporcionan multitud de información; uno es de AEMET, otro del Gobierno de Navarra y el último del INTIA.

Los datos facilitados se pueden actualizar cada 10 minutos en la web http://meteo.navarra.es/ (temperatura, precipitación, viento y dirección del viento) pero, además, también es posible, a través de Internet, ver y filtrar datos manuales de estaciones desde 1920.

«No hay razón para no seguir recolectando estos datos; a pesar de las nuevas tecnologías esa parte nostálgica podría prevalecer en esta estación. De hecho, el costo de mantenimiento es mínimo», dice José Ramón quien reitera que Este trabajo es gratis para él y lo hace con satisfacción. «No me canso, me gusta. Son hechos y curiosidades que se quedan en tu cabeza; Hasta que comencé, había muchas cosas que no sabía. Hay fines de semana que ando por estos lares y aprovecho para entrar, anotar los datos y enviarlos; de lo contrario, el lunes hago de todo. «

Hechos graciosos:

Entre los datos más curiosos que ha guardado y descubierto José Ramón Desde 1920 la temperatura ha sido de -13º la alcanzada en la ciudad el 18/1/1957 y la de 42,5º alcanzada el 7/7/1982. Además, señala Martínez, en febrero de 1956 hubo 21 días consecutivos con mínimos por debajo de 0 y la precipitación máxima acumulada fue de 151 litros el 25/6/1956. Finalmente, según este Sartagudés, el 16/1/1941 se inscribieron 100 litros y el 13/6/1970 alcanzó los 103 litros. A estos datos se suman otras curiosidades como la de enero de 1957 que estaban allí 10 días entre -3º y -13º y que el día que posteriormente se congeló fue el 13/4/1958 con -2º.

En Sartaguda, tierra de agricultores, siempre están muy atentos a los factores meteorológicos. Además, la emisora ​​ha tenido un papel didáctico desde que los alumnos del colegio Ribero acudieron a la empresa para ver cómo funciona y de qué elementos se compone.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí