Un nuevo acceso para conectar el soto Lezkairu y Mugartea con la ronda PA-30

0
24

pamplona – El Gobierno de Navarra invertirá 17,6 millones de euros más este año para poder realizar las obras de años pendientes en la Red Vial de la Comunidad Autónoma y seguir avanzando, de esta forma, en la cohesión social y territorial, así como en seguridad vial. En cuanto a Pamplona y su comarca, se destinarán 7,4 millones de euros en futuras actuaciones que incluyen, por ejemplo, un nuevo acceso a la zona residencial de Mugartea que recogerá el tráfico del Soto de Lezkairu y esta nueva zona residencial, así como el tránsito de vehículos de la zona de Entremutilvas que quieran acceder a la Ronda. Costará 2,5 millones de euros.

Asimismo, se llevarán a cabo obras para mejorar la conexión de las rotondas Este (PA-30) y Oeste (A-15) de Pamplona, ​​en dirección Norte, con el fin de evitar los problemas de ralentización del tráfico que se producen en los días laborables. en horas punta (100.000 euros). Asimismo, en esta misma vía, en Ronda Este (PA-30), está prevista la construcción de pantallas acústicas para eliminar la contaminación acústica en varios tramos de esta vía: en Ezkaba, con una inversión prevista de 725.000 euros; a Mendillorri con un coste de 487.000 euros; ya Berriozar con un presupuesto estimado de 617.000 euros.

Otra de las actuaciones que adquiere especial relevancia es el fraccionamiento de la NA-700 entre la rotonda final de la circunvalación de Orkoien (PA-30) y el cruce de Arazuri de la Rotonda Oeste, cuyo presupuesto se incrementará a 2,5 millones de euros. . Se trata de un proyecto que lleva más de 10 años pendiente de ejecución, que permitirá recorrer 700 metros de esta vía y modificar la actual conexión con la Ronda Oeste mediante la construcción de dos nuevas rotondas cerradas.

Pasarela en Itaroa Además, se construirá una nueva pasarela en Huarte en Itaroa que conectará la zona residencial con la zona comercial con un coste estimado de 500.000 euros. El Ayuntamiento de Huarte considera esta acción «un impulso a la seguridad de los peatones» y alienta al gobierno a tomar más medidas para mejorar la seguridad entre el casco urbano y los servicios esenciales de la zona. «Con la pasarela, la urbanización Itaroa ya no estará aislada del resto de la ciudad y ganará en la seguridad de sus vecinos», valoran, y aunque asumen que es «completamente necesario», parece «insuficiente» para velar por la seguridad de los vecinos, peatones de toda la comarca que acceden a servicios imprescindibles como el cementerio y las instalaciones deportivas o el propio centro comercial. Por eso piden que la Provincia «aproveche la oportunidad abierta para actuar sobre la PA-30 como lo está haciendo en la N-121-A, ya que nuestro municipio es el punto cero de esta vía. Una acción que no Partimos de la nada ya que desde el pasado verano trabajamos entre las dos instituciones en propuestas para minimizar el peligro en esta mancha negra de la red autonómica de carreteras ”.

Incluso desde Geroa Bai hasta Huarte indicaron que esta infraestructura es «la primera piedra que conducirá a la construcción de la variante, el objetivo final de toda la acción». Consideran que «todavía queda un largo camino por recorrer para tener un entorno seguro» en el cruce de la PA-30, y seguirán trabajando con el Gobierno de Navarra «para solucionar el mayor problema de seguridad vial que tiene nuestra ciudad y cuya competencia es autonómica «.

Desde el Grupo Autónomo de Huarte, por su parte, agradecieron «la paciencia, el trabajo y la implicación positiva» mostrada por los vecinos de la urbanización Itaroa en este asunto «y que, finalmente, verán un importante problema de seguridad».

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí