La vacuna reduce a la mitad el número de casos sintomáticos en las residencias navarras

0
8

Las residencias navarras ya no son el epicentro de la pandemia. Con el población sanitaria y social ya vacunada casi por completo (el pasado viernes 12 finalizó la inoculación principal y solo quedan casos aislados y quedan algunos trabajadores por recibir segundas dosis), el efecto de la vacuna Pfizer ya se empieza a notar en las consecuencias de las infecciones.

No hay mejor reflejo del éxito de la vacunación que el hecho de que cada vez menos personas mayores contraen el coronavirus en residencias y muestran síntomas de contraer la enfermedad.

Por ejemplo, durante todo el mes de 317 de octubre se contagiaron en Navarra personas covid-19. De estos, 162 usuarios, el 51%, experimentaron síntomas. En noviembre, los resultados positivos fueron 375 y el 55% de ellos, hasta 207, experimentaron síntomas del virus. Aunque diciembre, por las restricciones, la ausencia de visitas y salidas de residencias, fue un mes en el que los casos en general cayeron abruptamente, el inicio de la tercera ola Enero trajo 129 infecciones durante ese mes. De estos, solo el 46,35% presentaba síntomas.

Y el porcentaje todavía era mucho más bajo en febrero. En los primeros diez días se detectaron 72 casos y, de estos, solo el 22, 30%, ocurrieron en pacientes sintomáticos. La vacuna no evita la llegada del virus, pero existe evidencia científica de que mitiga las consecuencias.

Esto ocurrió en los últimos focos detectados en una residencia de Mutilva y en otra de Andosilla, ya con la segunda dosis administrada en ambos casos (se hipotetiza que en Andosilla se contagiaron entre la primera y la segunda). Los expertos en salud pública ya han explicado en varias ocasiones que las vacunas administradas hasta el momento, las de las empresas Pfizer / BioNTech y Moderna, previenen el desarrollo de la enfermedad y evitan una evolución posterior en condiciones graves, pero no se infectan ni tienen la capacidad para infectar a otras personas. “La vacuna no ha demostrado prevenir la presencia del virus en el tracto respiratorio, sino prevenir casos de la enfermedad y su desarrollo más grave, con el consiguiente impacto en la mortalidad”, aclaran desde el Instituto de Salud Pública y Trabajo. de Navarra.

Se conocieron 34 casos en Mutilva y Andosilla y solo uno de los infectados fue hospitalizado y dos pasaron a recursos intermedios, con lo que el efecto de la vacuna parece evidente en estos brotes. En Mutilva, las personas con PCR positiva «no tienen signos ni síntomas de enfermedad, pero aparecieron en un cribado que se realizó en personas asintomáticas», recuerdan. Y lo mismo ocurre con los residentes de Andosilla. Aun así, si bien comienzan a tener personas inmunes entre la población, subrayan «la necesidad de seguir manteniendo siempre las medidas preventivas» tanto para quienes recibieron la vacuna como para quienes no.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí