Sergio Herrera aumenta su fama como parapenaltis

0
8

Que Sergio Herrera (Miranda de Ebro, Burgos, 5/6/1993) detenga un penalti no es nuevo, pero eso lo hace y su intervención es decisiva para que Osasuna sume tres puntos, es una novedad. Ocurrió el pasado domingo en el Ciutat de Valencia, cuando el portero del equipo navarro detuvo el disparo de José Luis Morales desde los once metros apenas cinco minutos después de que su equipo tomara el mando del marcador, permitiendo así, sin olvidar su plena actuación ante el Levante, que los rojillos sumaran su segunda victoria consecutiva en el campeonato. algo que no habían conseguido en lo que va de temporada, y volvieron a ganar fuera de El Sadar -sin contar la Copa- cinco meses y dos días después de ganar en Cádiz en la jornada inaugural del campeonato.

Osasuna venció al Levante en casa (0-1) gracias a las paradas de Sergio Herrera, aunque también por el acierto de Budimir en su único disparo a puerta, a la gran ayuda de Kike Barja para el croata, a la destreza de Arrasate en las sustituciones y a un generoso esfuerzo coral que encontró recompensa quizás en una de las jornadas que menos de lo que merecía el equipo navarro. El caso es que el portero demostró una vez más que detener los penaltis es genial para él, porque ya en el choque de la primera vuelta contra el equipo levantino uno de Roger Martí fue detenido en El Sadar, Una intervención que ese día no ayudó a evitar la derrota de su equipo (1-3). Otro fue detenido por el argentino Lucas Ocampos en un Sevilla-Osasuna que acabó en victoria por la mínima de los locales, pues el VAR apreció una infracción de Sergio Herrera (adelantó inconscientemente su posición) y el árbitro determinó el relanzamiento, en el que el portero rojo no pudo impedir el gol de la victoria del Palco. de Sevilla.

Es por todo esto que Sergio Herrera pudo cantar el domingo pasado el dicho popular «la tercera vez es el encanto», porque finalmente uno de sus aciertos cada vez menos sorprendentes al detener los tiros desde once metros sirvió a Osasuna para sumar tres puntos muy importantes para su equipo, ahora 12º y con 4 puntos de recogida con la zona de descenso, y que el portero haga una dedicación especial. “Al no poder marcar goles, quise dedicarle un penalti a Yago”, el joven de 13 años del Miranda de Ebro murió el 7 de febrero, víctima de lesiones tras ser golpeado. Una parada para el desafortunado, para la afición y para un Osasuna que respira.

SANCIONES

Osasuna 1-3 Subida.

Sevilla 1-0 Osasuna.

Levanta 0-1 Osasuna.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí