Un juez de Pamplona dijo que un ciudadano no puede subir una acción policial en directo a las redes

0
14

El imputado reprendió a los policías que estaban a punto de castigarlo y comenzó a grabar – Un funcionario municipal lo instó a detenerse y, ante su negativa, le quitó el móvil, dejó de grabar y se lo devolvió.

A juez de Pamplona considéralo un ciudadano Puedes grabar una intervención policial con tu teléfono móvil como garantía para evitar un posible abuso de autoridad, pero lo mantiene en su lugar no es posible subir en vivo en redes sociales esa misma acción ya que supone «un exposición a los medios sin motivo«de los agentes intervinientes.

En la oración, que puede ser apelado antes de Audiencia de Navarra, el titular del Juzgado de lo Penal número 4 de Pamplona condena a un imputado a 3 meses de prisión por un crimen de resistencia con la concurrencia de atenuación embriaguez, además de indemnizar a un agente de la Policía Municipal con 125,28 €.

El juez explica que «la grabación no era en ese momento una garantía para evitar posibles abusos por parte de la policía, sino una exposición mediática irrazonable por parte de los agentes actuantes y, más concretamente, del agente que el imputado grabó. De cerca y cuya identidad puede funcionar como la pólvora en las redes sociales sin razón. «

Todo esto significa, según el fallo, que la orden de detener la grabación no es arbitraria, asumiendo que hubiera ocurrido si el imputado se hubiera limitado a grabar la actuación sin mencionar su divulgación en las redes sociales y si no su comportamiento. habría sido. fueron violentos con insultos a los agentes en funciones.

«Por tanto, insistimos, la conducta del imputado habría estado en conformidad con las referidas normas administrativas si se hubiera limitado a la grabación de la actuación policial para evitar cualquier posible abuso de la policía», reitera el magistrado.

Alrededor de las 11:30 p.m. del 7 de noviembre del año pasado, el acusado, JPB, estaba con un grupo de personas bebiendo cervezas en la confluencia. entre la calle Erletokieta y la avenida Zaragoza de Pamplona. Alrededor del lugar que patrullaban Oficiales de Policía Municipal quien, habiendo observado la situación, se acercó para identificar a los participantes y proceder a sancionarlos administrativamente.

El acusado comenzó a grabar la intervención policial con tu movil mientras regaña a los agentes y les dice Estuve a punto de subir la performance a las redes sociales.. Ante esta circunstancia, los policías lo separaron del resto del grupo para identificarlo, lo que fue utilizado por él «para grabar de cerca a un agente de la Policía Municipal con su teléfono móvil, quien le pidió que se alejara de ella y dejara de registrarlo». . .

«Ignorando al agente, el teléfono preguntó, comprobó que estaba grabando un video, detuvo la grabación y se la devolvió al imputado «, dice la sentencia, que agrega que el imputado, en ese momento,»le dio un fuerte empujón al pecho del agente«, por lo que tuvo que ser reducido por los policías a cargo. La víctima sufrió traumatismo en las uñas y dolor en la región cubital de su mano derecha. Solicitó primera atención médica y se recuperó en cuatro días.

En el juicio, el fiscal pidió una pena de 21 meses de prisión por delito de agresión a agente de la autoridad y multa de 600 euros por delito leve de lesión, así como una indemnización de 125,28 euros para el agente agredido. La defensa, por su parte, pidió la absolución.

EL DEMANDADO «EMPUJÓ» AL AGENTE DE POLICÍA MUNICIPAL

En la sentencia, el magistrado cree que el violento ataque, el empujón en el pecho que hizo caer al suelo al agente, «no fue grave, porque afortunadamente no sufrieron lesiones los heridos, por lo que estamos en el lugar de un delito grave». «y, por tanto, no un ataque.

Tampoco cree el juez que las lesiones sufridas sean consecuencia de la acción violenta del imputado, sino que fueron causadas en su posterior detención, por lo que decreta la absolución del delito de lesiones imputadas, informó el TSJN.

Una vez constatado el delito, el juez analiza profusamente «por su importancia» la «cuestión importante» planteada por la defensa de si la actuación del agente, al retirar el teléfono móvil de su cliente, cuenta con respaldo legal, ya que, a su entender, ha superado el sus deberes. En este caso, nuevamente según la defensa, la posterior reacción del imputado no constituiría un crimen de agresión o resistencia, ya que los hechos no serían punibles.

Al respecto, el magistrado delimita la conducta del imputado del trabajo realizado por los medios de comunicación cuando registran intervenciones policiales, ya que ejercen el derecho a la información.

El juez cree que un particular puede registrar una actuación policial como «una posible garantía para evitar o poder advertir de determinados abusos policiales, pero dentro de los límites que marca la normativa».

Sin embargo, prosigue el magistrado, lo que no se puede hacer es un posterior uso irregular de datos o imágenes, elemento auténtico en discusión, como veremos porque la referencia a la inserción inmediata del registro en redes sociales puede, en determinadas situaciones como en este caso, constituyen un uso irregular de las imágenes ”, argumenta el magistrado.

En cuanto al hecho mismo de los registros en acciones policiales, el juez señala que existe una corriente que sostiene que los propios agentes registran, por sí mismos o mediante dispositivos incorporados en su uniforme o en sus vehículos, las acciones realizadas, así como como los sistemas de registro de posicionamiento en las oficinas comunes de las distintas comisarías.

Por supuesto, dice el magistrado, sería «una práctica saludable» que serviría de garantía tanto para los agentes como para los ciudadanos y, de hecho, las pistolas láser (eléctricas) tienen una cámara incorporada para cuando entren en funcionamiento.

EL REGISTRO PONE EN RIESGO LA SEGURIDAD DEL AGENTE

Respecto al caso concreto, el juez señala un hecho indiscutible: el imputado comenzó a registrar la actuación policial y el agente interino le pidió que cesara.

Y ahora llega una información sumamente importante reportada por el agente, en lo que concernía al acusado, durante la grabación le informó que estaba subiendo el registro a las redes sociales«, subraya el magistrado, quien agrega que tal comportamiento, como lo indica una sentencia del Tribunal Constitucional que él mismo cita como fundamento,» podría constituir un uso irregular de los datos o imágenes captados «.

Es decir, concluye el juez, la solicitud de terminación en el registro del agente al ciudadano puede ser cuestionable, ya que se puede suponer que pensó erróneamente que su seguridad en el programa estaba en peligro al subirla a las redes sociales, pero la intervención policial inicial cumplió plenamente con la ley. cuando el imputado viola las normas sanitarias.

Por tanto, la orden de cese del registro por parte del agente y la toma del terminal para la terminación del mismo, seguida inmediatamente de la devolución del teléfono a su propietario, puede ser un acto cuestionable para la defensa (no para este juez). , pero esto no cubre los datos del empujón violento que llevó al suelo al agente, quien en ningún momento podrá ser asesinado por alguien que se encuentre inmerso en una acción policial legítima que él y sus amigos provocaron (un extremo que, como nosotros han reiterado, no se ha discutido) «, razona el juez, que cree que el crimen de resistencia está probado.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí