Confirmada una pena de prisión de 3 años por violencia sexual contra menores de 14 años en Pamplona

0
6

los Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) confirmó la pena de prisión de 3 años impuesta el pasado mes de diciembre desde Primera sección de la corte provincial a un acusado de agresión sexual a un menor de 14 años en Pamplona.

Además de la pena de prisión, la primera sección de la Corte impuso al acusado, NJP, ciudadano rumano, el Prohibido acercarse y comunicarse con la víctima durante 6 años., cuales debe compensar con 5.000 euros, de los cuales, antes del juicio, ya se había registrado 4000. Por ello, el tribunal de sentencia consideró que su conducta era el factor atenuante en la reparación del daño. Los magistrados también impusieron la medida de libertad condicional por un período de 3 años.

En la oración, que se puede apelar al Tribunal Supremo, los magistrados del TSJN consideran reproducidos los hechos probados en la primera resolución. Hacia las 21:25 del 13 de agosto de 2017, el acusado, que en ese momento tenía 18 años, siguió al menor, que estaba solo, paseando a un perro en la Piazza della Dogana de Pamplona. La alcanzó cerca de la Plaza de San Francisco y le ofreció una copa a la joven, que ella rechazó.

La imputada la siguió a su casa y, debido al estado de nerviosismo provocado por la proximidad del imputado, la joven no pudo abrir la puerta de su casa, a la cual fue empujada por él.

Una vez adentro, el imputado llevó a cabo la agresión sexual: lo besó, lo tocó y, tras una violenta pelea con la víctima, se masturbó.

Como resultado de los hechos, la joven tiene «miedo de ser seguida e ir sola».

Nada más llegar a casa, la menor le contó a su madre lo sucedido, quien denunció los hechos a la Policía Nacional.

La paternidad pudo determinarse el 15 de mayo de 2020, gracias a una coincidencia en el perfil genético del acusado encontrado en la base de datos del Reino Unido. Su identificación -y posterior arresto y disposición judicial- fue posible gracias al tratado de intercambio de información genética.

Delitos de reparación económica imposible

La defensa apeló la sentencia ante el TSJN, mientras que el Ministerio Público solicitó la confirmación de la sentencia.

En su apelación, la defensa argumentó que la indemnización por mitigar el daño debía ser calificada y, por lo tanto, la pena impuesta debería haber sido de 2 años de prisión. Alternativamente, afirmó que los hechos constituyeron un delito de abuso sexual.

En relación con la primera de las razones dadas, los magistrados comparten la visión de la mitigación como algo simple. Al respecto, la Sala recuerda cómo la jurisprudencia de la Corte Suprema se ha mostrado particularmente rigurosa en delitos contra la libertad sexual, delitos «de reparación o indemnización que son imposibles o muy difíciles con la sola atribución de una suma de dinero».

La Corte también comparte el criterio de audiencia de imponer la pena por la máxima duración posible -3 años- «teniendo en cuenta los rasgos de personalidad manifestados por el imputado y la gravedad de los hechos realizados».

En este sentido, la Sala advierte que el condenado no pudo realizar una violencia sexual aún más grave debido a la resistencia y oposición de la víctima y, además, destaca que el imputado conocía «las dificultades de identificación y localización». . de él gracias a su «inestable» residencia, que da a los hechos «considerable gravedad y convierte al imputado acreedor en el mayor reproche en el marco legal de la pena que corresponde a la indemnización atenuante del daño».

En cuanto a la calificación de los hechos como constitutivos de violencia sexual y no abuso, el Tribunal comparte la valoración de la Audiencia sobre la violencia ejercida por el condenado.

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí