La suerte del carnaval abre las puertas a la semana blanca en Navarra

0
17

78 participantes de 3 colegios lanzan la campaña escolar Esqu en el Valle de Roncal y hacen realidad el inicio de una edición con protocolo covid, menos lotes, menos participantes y más actividades combinadas

ESEl martes por la tarde llegaron a Isaba los primeros participantes de la 37ª edición de la Campaña Escuela de Esquí de Fondo y la coordinadora Amaia Mozo sintió «la prisa» en cuanto los vio bajar del autobús. Era la confirmación de que comenzaba la Semana Blanca, luego de que la pandemia obligara a suspender los primeros cinco lotes. «¡Por fin empieza esto!», Pensó.

La campaña comienza en el solar del carnaval, que inicialmente no estaba en oferta, pero sirvió para dar una segunda oportunidad a los centros que no pudieron disfrutarla. Así, a las cuatro de la tarde llegó el colegio de la Escuela de Esclavos del Sagrado Corazón de Pamplona. Así comienza el protocolo covid que marcará toda la edición: con la llegada escalonada de los participantes para evitar concentraciones. Posteriormente lo harían los colegios de San Juan de Jerusalén, Cabanillas y San Miguel, Larraga.

Además del coordinador, se sumaron a la bienvenida los responsables del alojamiento y los monitores de esquí de cada grupo, que los acompañaron a recoger el material para la práctica del deporte y, posteriormente, realizaron las actividades de la tarde.

Pero ayer fue su día. Eventualmente pisotearían la nieve deseada. La Escuela de Esclavos del Sagrado Corazón no había tirado la toalla. Terminaron la Semana Blanca en enero y pudieron volver a participar una vez que el Instituto de Salud Pública y Trabajo dio luz verde a la campaña basada en la evolución de los datos de salud.

«Estamos muy contentos de haber podido venir. Agradecemos el esquí y las actividades recreativas y culturales de las tardes; que puedan divertirse fuera de la ciudad y tener buenos recuerdos de esta campaña», dijo el profesor Xabier Enériz Paternáin. A su lado, Neli Ferreira López asintió con la cabeza y explicó que los grupos estaban formados por los centros y que se basaban en las relaciones personales y su afinidad por disfrutar de su estadía. Con Javier Vega Bidaurre son tres profesores comprometidos de los siete que acompañan a los alumnos. Con 71 estudiantes en sexto grado, esto hace un total de 78.

“Estar agradecido por su compromiso es lo primero que siempre se hace, y este año, más porque tuvieron que salir adelante con la tarea realizada, el conocimiento del grupo y el protocolo estudiado” algo que se debe apreciar plenamente, enfatizó Amaia.

PROTOCOLO Y ORGANIZACIÓN Además de las medidas obligatorias: uso de gel, mascarilla y distancia social, es fundamental no poder interactuar entre grupos. La pandemia los obliga a burbujear y vivirán juntos desde que se levanten hasta que se vayan a la cama, entrenar y tener tiempo libre.

El protocolo establece que todo el material está marcado y que cada grupo almuerza en las pistas y lo come al aire libre. Solo se permite la entrada al recinto ferial y al Concurso y al Centro de Esquí Abodi, en caso de mal tiempo, y en previsión de ello, también se ha establecido la distribución de espacios y se han ordenado entradas y salidas.

El tiempo libre también es limitado. No se dejó nada a la improvisación en esta edición. Cada grupo tiene un día para ocupar un espacio público e incluso para ir a la confitería.

Asimismo, la hoja de ruta indica que los grupos son más pequeños (no más de 16). Menos lotes y menos participantes en cada uno. Se reduce a un tercio, de los 340 semanarios, se quedan en 120. Y de los 1.980 contemplados en el diseño de la 37ª campaña, si todo va bien, participarán unos 1.500. Menos niños significa menos autobuses, la mitad de los monitores, 15 entre los dos valles. Además, la Semana Blanca de 2021 será de cinco días por lote, pierde uno: de lunes a viernes.

Un factor positivo es que la rebaja ha beneficiado a familias desfavorecidas que se benefician de un 80% de descuento sobre la tarifa de 140 euros semanales, más el autobús facilitado por la escuela). Este año no fue necesario ceder las ayudas y se concedieron 200.

«Eso es lo que tenemos en esta edición. Sabíamos que dependíamos de los datos y nos comprometimos a informar diariamente sobre el desarrollo. También haremos una evaluación al final de la semana. Aprendemos de todo y ciertamente de las medidas aplicadas». ahora se quedará ”, subrayó Amaia Mozo.

NOTICIAS La Semana Blanca de la pandemia propició el diseño de actividades combinadas y alternativas como esquiar, comer y regresar al alojamiento al no poder refugiarse en el interior de los edificios. Se han incrementado la oferta de actividades de tarde, con Deporte Rural y Coreografías, el Taller Bosso, otras actividades relacionadas con el Centro de Interpretación de la Naturaleza de Roncal y la Casa de la Memoria Isaba, para dar a conocer el valor patrimonial del valle.

Sin embargo, Aitana Gil Equisoáin e Iban Calvillo Olorón, de Pamplona, ​​expresaron su alegría colectiva. «No nos importa la máscara, ni nada. Estábamos muy emocionados de venir y divertirnos con nuestros amigos». «Se lo merecen. Ha sido un año muy duro», reiteró su maestro.

La monitora María Ángeles Ezquer, se aseguró de que se hicieran cola y observaran. «Más trabajo, pero es un negocio seguro», dijo. Ayer fue el día de la prueba de fuego para todos.

«El comienzo fue muy emocionante, evaluaremos la semana e informaremos diariamente»

camarera amaia

Coordinador de campaña

«Es más trabajo para todos y tenemos que respetar el protocolo, pero el negocio es seguro»

María Ángeles Ezquer

Monitor de la Escuela de Esquí Valle

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí