Inicio Pamplona Agenda 21, objetivos naturales - Crónica de Navarra

Agenda 21, objetivos naturales – Crónica de Navarra


pamplona – Cuando el hombre y la naturaleza se acercan demasiado, lo habitual es que los daños siempre caigan del mismo lado. Esto ha sucedido desde el inicio de la existencia humana, con diferente intensidad y alcance según los tiempos, con generaciones y generaciones aferrándose al instinto voraz y torpe que en la mayoría de los casos ha marcado la historia de la humanidad. Solo la fuerza de la madre naturaleza y su capacidad de adaptación le han permitido mantenerse erguida a pesar del trabajo destructivo de sus compañeros de viaje en este planeta.

Afortunadamente, de vez en cuando ha tenido factores a su lado que le han permitido resistir y un poco de suerte si las acciones del ser humano resultaban beneficiosas. En Mendillorri –Donde en 1991 se creó un lago artificial de 6.462 metros cuadrados y con capacidad para almacenar 13 millones de litros de agua– la naturaleza ha logrado una victoria, pequeña en términos cuantitativos, pero no en términos cualitativos, ya que también ha servido para demostrar que es posible mantener un ecosistema propio en medio de un barrio tan poblado como Mendillorri.

Resulta que tras la limpieza del estanque y la adecuación de varias zonas del lago que se llevaron a cabo durante la pasada legislatura, los técnicos de Medio Ambiente del Ayuntamiento detectaron la existencia de una colonia de topillos. Son pequeños roedores y tampoco tienen mucho encanto. Para colmo, se les conoce como ratas de agua, lo que no ayuda precisamente en la labor informativa a favor de la especie, pero su aparición confirma que la zona ha comenzado a generar un hábitat propio donde hace unos años era difícil imagina.

“El estanque se había convertido en un estercolero donde se tiraban objetos de todo tipo y mascotas y especies invasoras que quedaban sobrantes en las casas. Tras la limpieza del lago y las obras que se hicieron para ablandar el rompeolas que daba problemas de accesibilidad a los animales, la zona ha recuperado especies animales y vegetales que consideramos necesario cuidar y preservar ”, comentó esta semana Marta Torres, técnico municipal de la Agenda 21.

Los trabajos que se llevaron a cabo con el anterior equipo municipal incluyeron, además de alisar el rompeolas, estratificar la vegetación circundante de forma más natural, crear islas flotantes artificiales para el descanso y protección de las aves y plantar especies autóctonas (biorrollos, arbustos y ceniza).

A finales de septiembre fue la encargada de dirigir una visita guiada con un grupo de vecinos para mostrarles los logros medioambientales conseguidos y los 3 nuevos paneles que se han colocado con información relacionada con el campañol y otras curiosidades del entorno, como ya que el punto de mayor profundidad del lago es de 3,1 metros. Además, se ofrece un juego para peatones en el que es necesario ubicar nueve especies de árboles o arbustos existentes en el lugar. Allí viven los topillos desde 2019. No sabemos cuántos hay porque viven en sus galerías y no es fácil determinar un número, pero el hecho de que haya topillos significa que no hay ratas. visto en el lago, lo que da una idea de la calidad ambiental del lugar, porque el lago es un ecosistema, no solo animal, sino también vegetal ”.

La nueva señalización es el siguiente paso en el proceso de regeneración del lago tras el ablandamiento del rompeolas y la organización de islas artificiales realizadas tras el vaciado y limpieza de la cuenca y la eliminación de especies invasoras de peces mediante pesca electrica en 2016.

Marta Torres destacó la importancia de la conciencia pública para conservar este hábitat y prevenir las amenazas a la biodiversidad que representan las especies invasoras que se encuentran en ese espacio. “Los ratones de campo son comunes en los ríos Arga, Elorz y Sadar. Hacen sus madrigueras cerca de las orillas y salen a comer, pero nosotros estamos observando en el lago que se están familiarizando con la presencia humana. Pero no pueden hacer frente a las especies invasoras. . El bagre en el lago incluso se comía patos «.

Marta Torres sabe que la victoria en el lago Mendillorri no está asegurada y que el objetivo ahora es preservar lo obtenido. «No se puede hacer sin la colaboración del barrio y son los vecinos quienes más pueden hacer a su favor».

«Se han recuperado especies animales y vegetales en el entorno del lago Mendillorri que hay que cuidar y preservar»

marta torres

Técnica municipal de la Agenda 21

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

EH Bildu y Geroa Bai instan al Ayuntamiento de Pamplona a romper con la conservadora fundación Fabre

EH Bildu y Geroa Bai instó al equipo de gobierno municipal a cancelar el convenio entre el municipio de Pamplona y la fundación...

Johan Bruyneel o el discurso del trilero

El pasado siempre vuelve. De vez en cuando, el recuerdo del ciclismo a través de las bodegas y el inframundo del dopaje se reorganiza.,...

Osasuna Torrres: «Es un momento feliz e importante en mi vida»

Arre's, apareció esta mañana en rueda de prensa y subrayó la importancia de esta renovación: “Es un momento importante en mi carrera, un momento...

Recent Comments