Inicio Actualidad Beautiful Age-Adin Ederra, un proyecto de empoderamiento para mujeres mayores en Berriozar

Beautiful Age-Adin Ederra, un proyecto de empoderamiento para mujeres mayores en Berriozar

A los 104, Margarita Eslava puede estar orgulloso de tener el título de vecino de Berriozar que celebró la Nochevieja. Este año ha sido diferente, sin duda, pero seguirá siendo especial: en su casa del centro histórico, en la misma donde ha vivido desde que nació y donde su familia lleva siglos presente. Y, mientras lo dejen, continuará dando sus largos paseos por el Patio Margarita Así fue bautizado en su honor, apoyado en el brazo de una de sus tres hijas. Con paso lento pero firme. “Mujer inquieta, siempre ha sido muy activa. Desde su casa pudo ver a muchos de los presos que escaparon del fuerte de San Cristóbal en el 38 cuando la montaña no era más que tierra seca”, dicen quienes la conocen. Vecinos que conocen, por ejemplo, los tesoros que guardas en casa Ana Undiano (1945), quien a pesar de haber nacido como artista, no fue hasta los 50 años cuando, a través de sus manos, conquistó formas y colores con ese carácter especial. también Irene AldabeEnfermera de 57 años, ex nadadora y entusiasta de la natación sincronizada; Ana, trabajador y empresario que ha abierto y cerrado varios negocios hasta la cocina del conocido Bar 101; o Tere Arellano, que a los 86 busca excusas para empezar a cantar una jota; Jovita quien, en una familia de diez hermanos, trabajaba fuera de casa en el hotel Lecumberri y luego en el comedor del Colegio Berriozar; es Conchi Coloma, «la punk», que vivía en la calle Zortziko hasta que decidió irse a Londres a buscar una vida. Siempre ha vivido en libertad y hace unos años regresó, por decisión propia, para estar con su madre, con quien se le ve a menudo paseando por las calles del pueblo.

Ellos, entre otros, son los rostros femeninos de un grupo que, lamentablemente, muchas veces parece invisible. Los retratos de diferentes realidades y luchas, de diferentes historias, que el Instituto Navarro para la Igualdad quiso potenciar con una experiencia piloto dirigida a empoderar a las mujeres mayores de Berriozar. El proyecto, llamado Beautiful Age-Adin Ederra, trabaja en la igualdad de género en el contexto del envejecimiento activo, y también nació con vocación de desarrollarse en otros municipios de Navarra.

Según explica la técnica de paridad del Ayuntamiento de Berriozar -que colabora en la iniciativa-, Izaskun PitillasEl programa se desarrolló en tres ejes: una línea de formación, a la que asistieron 8 personas del grupo de autocuidado y 12 profesionales de actividades dirigidas a las personas mayores de Berriozar; otro informativo, con el que se desarrolló un trabajo audiovisual sobre el propio proyecto que servirá de material de apoyo e información en otras localizaciones (a cargo de Berriozar Films y que recoge los testimonios de los participantes); y el tercero, orientado a resaltar la presencia social de las mujeres.

Eso es exactamente lo que podrás disfrutar hasta el próximo 11 de enero en la Kulturgune de Berriozar (y del 11 al 15 en la Jubiloteca), una exposición fotográfica en la que participaron trece vecinas, valientes, luchadoras y mujeres incansables con sus detalles. lugar en la ciudad. Lo hicieron bajo el prisma y la visión de los fotógrafos que forman parte del colectivo Bergazki, mujeres incluidas, que quisieron fortalecer la presencia y el trabajo de estas mujeres «mayores» para generar también una conexión entre generaciones.

Las protagonistas del proyecto, tanto fotógrafos como fotografiadas, son mujeres.

Una lección de vida “Fue muy lindo estar con los mayores, nos dieron mucho y nos divertimos mucho”, reconocen los fotógrafos. Elena Irigoy es Patricia uriz, que valoran sobre todo «la actitud que tienen ante la vida. Su experiencia, porque estar con ellos ha sido muy enriquecedora, ha sido una lección de vida», valoran. Y es que los tiempos que han vivido no son los que les toca vivir ahora: «Con menos medios, menos tecnología y ganas de vivir … Transmiten que con muy poco también puedes ser feliz, y siempre con una sonrisa», explican. los fotógrafos, que subrayan el valor de un proyecto que permitió, en cambio, reactivar un grupo que nació hace unos diez años en Berriozar y cuenta con una quincena de fotógrafos, aunque en este caso solo Irigoy y Uriz con Amaia Goñi es Stefan de Goñi.

La técnica de la igualdad también formaba parte de la fotografía Pilar jimenezVecina de 67 años, «Cali está orgullosa». Además de cinco hijos, 11 nietos y dos bisnietos -otro en camino- tiene un gran sentido del humor y dice que su esposo no quiere salir con ella a la calle «porque todos me paran y todos me conocen. Muy abierta», explica. Decidida y resuelta, fuerte, reivindica el papel de la mujer gitana en un municipio donde conviven un buen puñado de vecinos de diferentes partes del mundo.

“En Berriozar hay mucha diversidad cultural y queríamos representarla de alguna manera. Integrándola en los perfiles de diferentes mujeres, aunque la pandemia también nos obligó a cambiar los lineamientos del proyecto, habrían participado más mujeres pero era complicado. Es importante. Hacer visible a un grupo que muchas veces pasa desapercibido, sobre todo ahora con los covids. Somos un pueblo y hay muchos vecinos que siempre han sido conocidos y queridos ”, explica Pitillas.

Uno de ellos es Visitación de viudez, Caras, que lleva muchos años gestionando el único mercado de pescado de la ciudad. «70 a 90 más o menos», recuerda el vecino. Siempre sonriendo, entrecerra los ojos con una sonrisa que se adivina a través de la máscara. «Todavía se puede ver el cartel, Pescados Aibar», explica su hija, Rosi Aibar, muy orgullosa de su madre. “Salían contando con los dedos, a base del trabajo, con la sabiduría que da la vida. Sin carnet y con cuatro hijos. Mi papá iba todos los domingos por la mañana con un camionero a Pasajes a buscar pescado fresco. Nosotros y la lonja, siempre. con una sonrisa «, dice. «Estamos muy emocionados de que seas parte del programa, son grandes luchadores».

La muestra, en varios paneles, tiene un retrato de los protagonistas acompañado de un breve resumen de su historia y otra fotografía que ellos mismos han elegido en el lugar donde querían estar, «donde se sienten bien». por Merche Mayayo, 76, participando en el proyecto «fue muy lindo». Con cinco hijos siempre ha vivido mucha vida de barrio: asistir a reuniones, ir a gimnasia, bailar, hacer yoga, pintar cuadros… «Por todo lo que había, y aquí hay tantas cosas, tanta vida. Me encanta. . Tengo amigos para toda la vida, todos los días salimos a caminar, hacemos las compras y tomamos un café, hablamos un poco y nos vamos a casa. No nos perdemos de nada «. Con el covid, reconoce, lo pasó mal «porque salgo, hago muchas cosas y al principio me ponía nervioso». Ahora se lo toma mucho mejor.

«Se sienten reconocidos y se lo merecen, han hecho tanto por todos»

rosi aibar

Hija de Visi Viudez, participante

«Nos dieron tantas cosas, estas mujeres son una lección de vida»

Elena irigoy y patricia uriz

Fotógrafos de Bergazki

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

El rigor de Casemiro no se ha visto en televisión. ¿Porque?

En el descuento del partido de Pamplona hubo una jugada que pasó muy desapercibida porque la repitieron solo una vez y con un disparo...

Atrapados en Pamplona – AS.com

Las autoridades del aeropuerto ya han confirmado al Real Madrid, tras el encuentro celebrado a las 14:00 horas de ese domingo, que el equipo...

Los pamploneses disfrutan de la nieve, que casi no deja accidentes en Pamplona este fin de semana

Este domingo, los habitantes de Pamplona disfrutaron de la nieve que dejó Filomena, que cayó durante toda la jornada de ayer. La nieve...

Recent Comments