Inicio Actualidad Cinco años de prisión para una mujer de 60 años que violó...

Cinco años de prisión para una mujer de 60 años que violó a una amiga en Pamplona


los Primera Sección de la Audiencia de Navarra culpado a 5 años de prisión, por el delito de crueldad sexual con el aporte de la defensa incompleta de la embriaguez, a un hombre de 61 años que violó a una amiga suya en Pamplona.

Según la sentencia, que puede ser impugnada frente al Tribunal Superior de Justicia de Navarra, el imputado debe indemnizar a la víctima con 12.000 euros, con la que no podrás acercarte a más de 300 metros ni comunicarte con ella a lo largo de 8 años.

Aparte, el tribunal ha impuesto al imputado la medida de 5 años de libertad condicional, que se ejecutará al terminar la pena de prisión.

En el juicio, que tuvo lugar el 20 de octubre, el ministerio de impuestos Pidió una lástima de 9 años de prisión, aprobación a la que accedió el fiscal especial. La defensa, por su parte, solicitó la absolución y, alternativamente, solicitó una estimación de la exención por ebriedad.

El acusado y la víctima eran amigos desde hacía determinados años y, en ocasiones, mantenían relaciones sexuales de acuerdo mutuo. El 11 de agosto de 2018 se hallaron para verse en un bar de la capital navarra.

Los dos, más un amigo de la denunciante, fueron a cenar a un restaurante próximo y, al final, se han quedado solos.

Alrededor de las 12:30 horas se dirigieron a la casa que el encausado compartía con otra gente que en ese momento no se encontraban en el edificio. Estaban tomando «numerosas cervezas«y charlar.

En un instante, cuando retornaba del baño en el dormitorio, el acusado «la agarró del pelo y le tiró la cara sobre la cama, donde la golpeó en la cara». Después de sostenerla por los brazos, la violó sin importar su oposición, «que golpeó al acusado en el labio».

A lo largo de crueldad sexual la mujer gritó «asistencia» y chocó contra la pared para ser escuchada por los vecinos. En un instante logró salir de la vivienda y llamó a SOS Navarra.

Simultáneamente, una patrulla de la policía provincial llegó al lugar alertada por una llamada al 112 de un vecino que había escuchado los gritos de auxilio.

Los magistrados consideran probado que «el imputado y el denunciante habían ingerido varias bebidas alcohólicas antes de la época de los hechos», por lo que el creador de la agresión sexual estaba «en estado de ebriedad» y tenía «una afectación muy importante de su capacidad «.

Como consecuencia de los hechos declarados, la víctima sufrió lesiones firmes en dos desgastes superficiales y leve hinchazón de la sien izquierda y rama mandibular derecha. También, sufre trastorno de estrés postraumático, que necesita régimen siquiátrico.

Un vecino escuchó gritos de ayuda «desgarradores»

El tribunal repudia la presencia de algún fundamento para dudar de la versión del denunciante, sin apreciar ni el resentimiento, ni la enemistad, ni la venganza, ni el interés económico. Para el tribunal, su testimonio «al principio resulta creíble y coherente».

Su acusación, añaden los jueces, fue estable y principalmente clara. Esta versión además se complementó con otros datos, como la declaración del vecino que alertó a la policía. Dijo que escuchó gritos «desgarradores» pidiendo ayuda y ayuda, así como determinados golpes contra la pared.

Además, escuchó que «la persona que solicitaba asistencia le ha dicho a otra que no la tocara y que la dejara sola». En el momento en que llegó la policía, este vecino observó a una mujer saliendo del portal con «ansiedad y pánico», algunas visualizaciones además corroboradas por los dos policías sobre recursos de otros llegados al lugar.

El médico forense que atendió a la denunciante señaló que tenía «raspaduras en el labio y posible hinchazón en la mandíbula derecha y en la sien, lo que, según el médico», sería coincidente con una pelea como la que describió.

En la ejecución del delito, los jueces aprecian la explicación incompleta de embriaguez, lo que implica una reducción de la pena, debido a que es «innegable» que el encausado ha ingerido una cantidad «muy importante» de bebidas alcohólicas.

Sobre esto, el juzgado señala que la propia denunciante adujo haber ingerido un mayor número de bebidas – arrojó un caudal de 1,86 g / l de alcohol en su sangre – «lo que demuestra que El estado de intoxicación del acusado ha de ser en cualquier caso superior al de el y, por tanto, de destacable intensidad.«.

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Vuelven este jueves las visitas a residentes en centros para mayores de Navarra: una vez por semana y con cita previa

Navarra reanudado a partir del jueves 26 de noviembre visitas a centros para personas mayores y discapacitadas, que puede tener lugar una vez por...

Pamplona comienza a tramitar el proyecto de Presupuesto y Maya insiste en su solicitud de aprobación.

La junta directiva local aprobó el borrador este martes Presupuestos del Ayuntamiento de Pamplona para 2021, que finalmente asciende a 232.384.928 euros. ...

La apertura de los interiores de los bares y restaurantes de Navarra se revisará tras el puente

La apertura de los interiores de bares y restaurantes en Navarra se revisará después del puente Foral, dijo el vicepresidente Javier Remírez. Ya se...

Recent Comments