Cintruénigo participará en un proyecto pionero con el contenedor amarillo

El Departamento de Desarrollo Rural y Medio Ambiente ha puesto en marcha en Cintruénigo una prueba piloto para depositar nuevos residuos, además de envases domésticos, en el contenedor amarillo. Es un proyecto enmarcado en el Plan de Residuos de Navarra y en el que han colaborado el Ayuntamiento de Cintruénigo, Mancomunidad de la Ribera y Ecoembes.

La iniciativa consiste en llevar a cabo una recogida selectiva, en un plazo de 6 meses, y de tal manera que se depositen en el contenedor amarillo no solo los envases ligeros propios de este contenedor sino también otros residuos plásticos, metálicos y de madera.

El objetivo de esta iniciativa es analizar los efectos que tendría sobre el ciclo del reciclaje la ampliación del uso que se le da al contenedor amarillo depositando en él ese otro tipo de residuos.

Así se ha dado a conocer este martes en un acto en Cintruénigo en el que han participado la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, el alcalde de la localidad, Óscar Bea, y el portavoz de Ecoembes en Navarra, Jose Arrancudiaga,.

En palabras de la consejera Gómez, «esta iniciativa, recogida dentro del Plan de Residuos de Navarra, es un ejemplo de economía circular y tiene la potencialidad de incrementar el reciclaje sin un esfuerzo extra en el día a día de la ciudadanía. Es decir, se trata de adaptarse a conductas instintivas como depositar pequeños objetos de plástico en el contenedor amarillo aunque hasta ahora solo fuera para envases ligeros».

La consejera ha agradecido a la localidad de Cintruénigo que haya acogido la puesta en marcha de esta prueba piloto que, «si sale bien, podrá extenderse al resto de Navarra para lograr cotas aún más altas de reciclaje».

LEER  Un chorizo salvaje en la Feria del producto Local de Pamplona

Por su parte, el alcalde de Cintruénigo ha señalado que «participar en este piloto supone una apuesta y fomento de la economía circular con el fin de crear una ciudad más sostenible y saludable para sus ciudadanos» y ha añadido que «hoy en día es imprescindible el compromiso local, a través de sus políticas y acciones medioambientales, así como de los ciudadanos con sus hábitos sostenibles, para trabajar conjuntamente por reducir el impacto del cambio climático en el medio ambiente, en la salud y en la economía, y de esta manera, dejar un mundo mejor a las próximas generaciones y construir entre todos una ciudad sostenible».

Desde Ecoembes han querido «dar las gracias por la implicación de todos los presentes en esta prueba piloto y por su compromiso con buscar siempre nuevas soluciones que permitan mejorar en materia de reciclaje y economía circular».

A la presentación también ha asistido el presidente de la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona / Iruñerriko Mankomunitatea, David Campión, quien ha explicado que, a pesar de que su entidad no está adherida a este proyecto, «lo seguimos muy de cerca para estudiar la puesta en práctica en un futuro próximo».

NUEVOS RESIDUOS PARA EL CONTENEDOR AMARILLO

El municipio de Cintruénigo ha sido el seleccionado para llevar a cabo esta prueba piloto por la cual se pueden depositar en el contenedor amarillo residuos plásticos, metálicos, y de madera, además de los envases ligeros propios de este contenedor (envases adheridos a Ecoembes de plástico, latas y briks). Así, desde el 5 de octubre hasta el 31 de marzo, estará en marcha la campaña «Reciclar en el amarillo ahora es diferente» con la que los ciudadanos de este municipio podrán depositar también en esos contenedores:

LEER  Félix Guinduláin, premio de AER a la trayectoria empresarial

– Material de limpieza y accesorios de baño: tales como escobas, fregonas, recogedores, cubos y palanganas.

– Utensilios de cocina y accesorios domésticos sartenes, cazuelas, cubiertos y vajillas de plástico y metálicos, tijeras, tápers y fiambreras.

– Menaje del hogar. paragüeros, filtros de agua, escobillas WC, cortinas, jaboneras.

– Herramientas pequeñas y objetos para reparaciones: destornilladores, llaves inglesas, tornillos, etc. Cintas de señalización, bridas de plástico, correas de persiana, interruptores, pomos de puertas.

– Accesorios infantiles y material deportivo. juguetes, material escolar, botellas de ciclismo.

– Otro tipo de residuos: bolsas de rafia

Esta campaña no afectará a la recogida de elementos que van por otros canales, como por ejemplo los residuos de aparatos eléctricos o electrónicos (a las tiendas o punto limpio móvil); pilas (a los contenedores de pilas o a las tiendas); voluminosos (llamando a la Mancomunidad o al Culebrete); peligrosos (a los puntos limpios); medicamentos (a la farmacia); envases agrícolas (a la cooperativa o al distribuidor), etc.

Como parte de esta experiencia piloto, se ha realizado un envío de folletos informativos a los ciudadanos para dar a conocer los residuos que podrán depositar en los contenedores amarillos durante los próximos seis meses. Igualmente, para llegar a todo el tejido de la ciudad se realizarán, por un lado, charlas informativas en el colegio e instituto y además se acudirá a los comercios y puntos de la ciudad más concurridos para informar sobre esta campaña.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *