El abastecimiento de Irurtzun desde Urdalur más cerca

La red de abastecimiento desde el embalse de Urdalur cada vez está más cerca de Irurtzun. Y es que se están ejecutando las obras de ejecución del tramo Satrustegi-Etxarren, con un plazo de ejecución de cuatro meses. Fueron adjudicadas a Lakita en 458.345,19 euros. Estas obras estaban incluidas en el presupuesto de 2020 pero la tramitación del procedimiento las retrasó, según apunta David Oroz, presidente de la Mancomunidad de Sakana.

Se trata de un tramo con una longitud total de 3.426,21 metros. De éstos, 2.155 corresponden a la conducción entre Satrustegi y Etxarren además de un ramal a Zuhatzu de 416,86 metros y otro a Ekai de 662,29 metros, donde se conecta con los depósitos. El trazado se sitúa en paralelo a la carretera NA-2410, continuando en paralelo a un camino rural hasta la caseta de bombeo de Ekai, solución adoptada con el fin de generar menor afección ambiental y facilitar el mantenimiento en el futuro.

Así, solo queda una última fase pendiente. «La llegada a Irurtzun dependerá de las posibles ayudas por parte del Gobierno de Navarra pero nuestro objetivo es cerrar el anillo con Urritza para poder tener doble suministro en todo el valle«, señala Oroz,.

El abastecimiento de la comarca está diseñando combinando los principales manantiales que afloran en las sierras de Urbasa-Andia y Aralar con el suministro desde el embalse de Urdalur, con una capacidad de 5,4 hectómetros cúbicos. En la actualidad abastece Ziordia, Olazti en parte, Altsasu, Urdiain, Iturmendi, Bakaiku, Arbizu en parte, al igual que Lakuntza y Dorrao, y también Unanu. Los ayuntamientos de Etxarri Aranatz, Arruazu, Uharte Arakil e Irañeta no forman parte del Servicio de Agua de la Mancomunidad de Sakana.

LEER  El Plan de Inundabilidad de Doneztebe se presenta el jueves

Una vez llegue a Irurtzun, garantizará el abastecimiento a la población de Irurtzun y Arakil en caso de problemas en el suministro de Iribas. Según se recoge en el proyecto, esta solución garantiza el suministro del caudal demandado por la población, ganadería, hostelería, instalaciones deportivas e industrias del Valle de Arakil e Irurtzun desde Urdalur, combinada con la aportación de manantiales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *