Inicio Actualidad El estado retrasa el final de la autovía Navarra-Jaca (A-21) hasta 2025,...

El estado retrasa el final de la autovía Navarra-Jaca (A-21) hasta 2025, con 20 kilómetros aún sin carrera

PAMPLONa – El fin de Carretera a Jaca (A-21) aún no ha visto el epílogo y aún le quedan unos años para escribirlo. Según el nuevo proyecto de Presupuestos Generales del Estado, designado a la ejecución de proyectos en Aragón, la carretera a la capital de Jacetania Se aplazará cuando menos otros dos años, en este momento hasta 2025. La infraestructura, cuyos tramos en Navarra se acabaron en 2012 y cuyos últimos kilómetros en el territorio foral se realizaron mediante peajes en sombra, aún tiene 20 kilómetros por contratar y, total, 27 kilómetros sin edificar. La obra en Aragón, que consta de 57 kilómetros, se completará 13 años después de que Navarra haya finalizado la construcción de su trazado.

Con las cuentas del estado sobre la mesa, se apunta que el próximo año por el momento no se inaugurará ningún tramo de autopista de los tres que quedan por completar y que suman 27 kilómetros. Solo estará en construcción el de Sigües-Tiermas, que de entrada debería estar finalizado en 2022. Para que los conductores navarros logren viajar al Pirineo de Huesca (en el momento en que resulte posible si la pandemia y las restricciones lo aceptan), será necesario por tanto seguir a lo largo de numerosos años que conecta la carretera con la carretera estatal actual.

funciona por lo menos y solo en el transcurso de un tercio estimado. En cualquier caso, con el conocido emprendimiento presupuestario, la inversión en la autovía de Aragón es la más asoladora dada la velocidad de ralentí a la que están avanzando estas proyectos en los últimos años, que vieron la falta de inversiones indispensables y la crisis. lo que provocó el fracaso de varios contratistas y los proyectos tuvieron que ser ofrecidos nuevamente. En estos momentos, el tramo más complejo de la obra es la circunvalación de Jaca (Jaca Norte-Jaca Oeste), ocho kilómetros que se estiman en 115 millones de euros y para los que, de momento, solo una inversión de 35 millones hasta 2024 (5 millones en 2022, 15 millones en 2023 y otros 15 en 2024). Además, el emprendimiento de esta variación, que conectaría además con la autovía A-23 en Huesca, está seriamente cuestionado por la población de Jacetana por las condiciones que se cree que provocan en el entorno y no se descarta que el proyecto sea reconsiderado debido a las alegaciones recibidas. En verdad, se creó una asociación en la localidad, Jaca sin perder el norte, que quiere que esta ruta no vea la luz y el Ministerio de Fomento opta por otra ruta al sur de la ciudad. Justifican su idea en el poco encontronazo que tendría en las viviendas la opción que proponen, en contraste con lo que sucede con la ruta norte, que en algunos distritos afectaría al urbanismo y al ruido.

Entre los tramos aún sin tender son los 11 kilómetros que unen Puente la Reina de Jaca con Fago. Había una pausa en esta ruta que se había prolongado durante años (en verdad se puso a concurso por vez primera en 2005, pero con la crisis explotaron los contratos a los que se entregó la obra). En este momento el emprendimiento está aprobado, mas esperando de la licitación de los Presupuestos En general del Estado. De entrada, esta senda está presupuestada en 87,95 millones de euros y la proyección de inversión presupuestaria indica que no será hasta 2023 (24,5 millones) y 2024 (28 millones previstos) cuando se realice el enorme desembolso. económico y por tanto el trabajo recibe un impulso.

La última novedad en esta autopista fue la inauguración en el mes de diciembre del año pasado del tramo de 6 kilómetros que une Santa Cilia y Puente la Reina de Jaca, donde la Consejería de Promuevo tenía un presupuesto de 38 millones de euros. Antes de este tramo, en el verano del año pasado, también se abrió la ruta que va de Jaca a Santa Cilia (9 kilómetros), y con la disponibilidad de los dos tramos, además estamos tratando aumentar la seguridad vial y reducir la corriente. tiempos de viaje, dado que ese tramo está ahora cubierto por la carretera N-240, una carretera sin arcén con un paseo sinuoso y límites de agilidad de 60 kilómetros por hora en ciertas curvas.

A-23 A HUESCA La conexión entre Jaca y Huesca (A-23) tiene un retraso similar al de la autovía que une la capital de Navarra con Jaca. También va a depender de cuándo se resuelva el inconveniente de la capital Jacetan y tendrá otro tramo considerable en construcción que es la variante Sabiñánigo (6,9 kilómetros), que cuesta 72 millones de euros y cuya previsión de apertura está fijada para el año. En este preciso momento. 2023.

LOS DETALLES

Las dos últimas partes se abrieron el año pasado. En el mes de julio del año pasado se abrieron los 9 kilómetros que atraviesan Jaca y Santa Cilia. Otro, el tramo de 7,2 quilómetros entre Santa Cilia y Puente la Reina de Jaca, estrenado en diciembre.

En 2022 se inaugurará el tramo entre Sigüés y Tiermas. Los 6,5 kilómetros entre Sigüés y Tiermas, en construcción, se completarán en 2022 según el emprendimiento de presupuesto general del Estado. Este es el tramo más próximo a Navarra de los que no se han completado. En principio, en 2021 predicen 15,6 millones y en 2022 otros 11 millones.

Habría dos partes para sugerir por un total de 20 quilómetros. La polémica variación de Jaca, que tiene una seria oposición pública en la capital de Jacetania y que tiene una proyección de 8 quilómetros, aún no ha licitado su emprendimiento. Habría de ser el último tramo en llenar. Aparte hay otro emprendimiento redactado pero aún no adjudicado y, por tanto, sin metro todavía sobre asfalto. Son los 11,6 quilómetros que unen Puente la Reina de Jaca y Fago.

.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments