El Helvetia, con hambre de más

Optimismo y confianza son las palabras que mejor definen ahora mismo al vestuario del Helvetia Anaitasuna. Tras las dos últimas victorias el equipo navarro se siente pletórico y con esas buenas sensaciones se enfrenta este sábado al Bada Huesca en La Catedral (20.30 horas, Navarra Televisión y LaLigaSportsTV). Un partido en el que buscará prolongar su buen estado y encadenar el tercer triunfo en una semana.

Ganar al Torrelavega el pasado sábado en casa supuso para los de Quique Domínguez quitarse un peso de encima después de tres derrotas seguidas. A esos dos primeros puntos, el Helvetia añadió otros dos el miércoles en Valladolid y ahora el objetivo pasa por cerrar una preciosa semana con una nueva victoria, que le permita continuar el camino con la moral bien alta.

La incógnita estará en ver cómo responde Anaitasuna físicamente tras la exigencia de los dos últimos encuentros y el poco tiempo de recuperación disponible. Ahora bien, su rival de hoy se encuentra en la misma tesitura. Para los de José Nolasco también será su tercer compromiso en una semana y en su caso en una situación menos optimista.

El Huesca visita Pamplona tras perder en su feudo frente al Benidorm. Hasta la fecha ha sumado una victoria –contra Torrelavega– y un empate, si bien es cierto que de un mérito considerable ya que ha sido capaz de arrancar un punto al Puente Genil, equipo revelación en estas primeras jornadas y segundo clasificado.

Su potencial defensivo, unido a su gran portería y contragolpe, hacen del conjunto oscense un rival peligroso. Esta temporada ha incorporado al meta brasileño César Bombón Almeida –ex del Granollers– tras su paso por la Liga francesa y se ha reforzado también con el central Miguel Gomes y los extremos Ian Moya y Rudolph Hackbarth.

LEER  Darko se da un golpe en la nariz y se retira del entrenamiento

El Helvetia y el Huesca son dos equipos que se conocen a la perfección, llevan trayectorias paralelas en la máxima categoría y son habituales también sus enfrentamientos en pretemporada. A principios de septiembre, en partido amistoso, la victoria fue oscense. Esta vez, ya en competición oficial, los navarros se dejarán la piel para que el guion no se repita y la victoria se quede en casa.

«Me espero un partido de mucho desgaste»

Quique Domínguez advierte de que el encuentro ante el Bada Huesca de este sábado será «muy físico» y «de mucho desgaste». Ante un rival, además, «que viene de perder en casa y querrá recuperar esos puntos». «Me espero un partido de mucho desgaste, muy físico, de mucho contacto, con dificultad para superar su defensa. Si encontramos nuestra fluidez de balón tendremos más posibilidades. Si no, ellos estarán más a gusto», asegura.
 

Tras las victorias ante el Torrelavega y el Valladolid, el preparador gallego ve a su plantilla con «confianza, moral y ánimo», con la intención de «darle continuidad a esta buena racha, en casa además, y cerrar así una buena semana».

Lo que más le preocupa ahora mismo es el estado físico en que puedan llegar algunos de sus jugadores, tras el esfuerzo extra de estos días, con enfrentamientos muy exigentes. «Uno de los aspectos importantes va a ser recuperar al equipo físicamente«, constataba. Sobre todo para enfrentarse a un rival que destaca por «un juego muy definido» y que tiene una defensa 6/0 «difícil de penetrar, de superar, con un rendimiento altísimo y mucha aportación de su portería. A partir de ahí, corre», analizaba. 

LEER  La velocidad de Unai Laso marca diferencias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *