Estella Lizarra, qué ver y llevar a cabo en entre las ciudades mucho más lindas de la región media de Navarra.

Estella, Lizarra en euskera, se encuentra dentro de las ciudades que mucho más llama la atención en el oeste de Navarra. Un núcleo urbano, que tiene varios espacios de interés para poder ver y gozar. Famosa como “Estella la hermosa”, esta localidad situada en la región media de Navarra, nos muestra un espacio de transición entre la montaña y la ribera. Un espacio que llama la atención con su crónica, naturaleza y gastronomía. 3 puntos, que dan bastante juego en el momento de planear cualquier fuga a esta región de Navarra. Tierra Estella – Lizarraldea, se encuentra dentro de las cinco merindades históricas de Navarra al lado de Iruña – Pamplona, Tudela, Sangüesa y Olite. Su capital, Estella – Lizarra, nos proporciona una bonita representación de lo que logramos hallar en el resto del territorio. Un núcleo urbano que aconsejamos conocer a ojos cerrados.Esta localidad monumental, tiene un enorme legado con apariencia de palacios, puentes y viviendas blasonadas. Un enorme abanico de atractivos, que provoca que pasear por su núcleo histórico sea un genuino lujo. El rió Ega, leal compañero de viaje, nos acompaña a nuestro paso por estas históricas calles. Espacios, donde los peregrinos se intercalan con el resto de visitantes creando un ámbito alegre y pluricultural. Muchas son las personas que equiparan a Estella – Lizarra con Toledo, es mucho más, se llegó a comprender a Estella – Lizarra como «la Toledo del norte», un alias, que se ganó a pulso merced al elevado número de semejanzas que guardan los dos núcleos urbanos.Por otro lado, el Sendero de Santiago y la judería, han marcado la personalidad de esta localidad a la que tanta cree disponemos. Hoy en día, Estella – Lizarra, tiene una extensa variedad de inmuebles históricos que llama la atención y envuelve a los visitantes en ese marcado carácter medieval con el que cuenta en su región histórica, en su casco urbano. Como apunte interesante, decir que todos cada jueves tiene sitio el frecuente mercado semanal de Estella – Lizarra en pleno centro de la región, en la Plaza de los Fueros. Otro pequeño aliciente que ambienta la localidad para su visita.

Información de Estella Lizarra.

  • Pobladores: 13.500
  • Área: 15,39 km²
  • Atractivos: Historia, cultura, gastronomía y naturaleza.
  • Teléfono: 948 55 63 01
  • Fiestas: Viernes previo al primer domingo de agosto.
  • Localización: Tierra Estella – Lizarraldea, Región media, Navarra.

Los distintos actos que se festejan anualmente en Estella – Lizarra gustan a cientos de personas hasta sus calles y plazas. El primero de , tiene rincón el 25 de mayo, instante en el que la localidad rinde homenaje a su patrona, la Virgen del Puy. Un día señalado en el calendario de todo estellica, que, al lado de otros acontecimientos como la Semana Medieval que se festeja a fines de julio, la Semana de Música que se festeja en la segunda quincena de septiembre o la feria de ganado y artesanía de San Andrés que se festeja sobre el 30 de noviembre, se convirtió en un acontecimiento de enorme interés en la región media de Navarra. Eso sí, el acontecimiento que mucho más expectación crea, son sin ningún género de dudas las fiestas patronales que tienen rincón desde el primer domingo de agosto. A lo largo de estas datas, el ámbito está completamente asegurado. Otra escusa mucho más para conocer Tierra Estella.

Qué ver en Estella Lizarra.

Si deseáis entender qué ver en Estella – Lizarra, les planteamos que sigáis nuestros pasos. Nos encontramos seguros de que les encantaran todos los espacios que aconsejamos. La mayor parte de atractivos de Estella – Lizarra, la mayor parte de edificaciones históricas, se centran en su casco histórico, pero no por esto debemos olvidarnos de todos esos espacios situados en la merindad, en su ambiente, en la llamada Tierra Estella – Lizarraldea. Hete aquí un pequeño resumen que nos enseña tanto los atractivos propios de la región como de todos esos pueblos que la cubren.

Cauce rió Ega: Las riberas del rió Ega dan a Estella – Lizarra un bonito espacio para contemplar y gozar. Este cauce fluvial nace en la simbólica Sierra de Cantabria, para después efectuar un serpenteante paseo por tierras navarras hasta poner sus aguas en el rió Ebro. Les aconsejamos proseguir su curso, les deparara mucho más de una sorpresa.

Iglesia de San Pedro de la Rúa: Este templo católico representa la parroquia mucho más vieja de todo Estella – Lizarra. El templo mayor de la región. Su entrada, a la que le antecede una enorme escalera, nos enseña entre los complejos mucho más esenciales de estatuas del románico en Navarra. En frente de se alza el Palacio de los Reyes de Navarra, otra joya arquitectónica que nos conquista con su pórtico del siglo XIII y la predominación de la civilización árabe. Esta edificación que recibió en 1931 la catalogación de monumento nacional, aloja hoy día el Museo Gustavo de Maeztu.

Palacio de los Sancristobal: El exterior de este edificio llama nuestra atención según andamos por el núcleo histórico de la región. Su testera, encabezada por un escudo y numerosos balcones, con enorme presencia de ladrillo, almacena un sinnúmero de pequeños datos. Según los especialistas, este palacio ha podido ser construido sobre el año 1540 por orden de don Diego de San Cristóbal Ballesteros Eguía y su mujer doña María Cruzat y Jaso.

Iglesias: En este capítulo englobamos las iglesias del Beato Sepulcro, la iglesia de Santa maría Jus del Castillo y la iglesia de San Miguel, 3 enormes santuarios, que, al lado de la previamente citada Iglesia de San pedro de la Rúa y la Iglesia de San Juan forman el enorme abanico de edificaciones católicas de Estella – Lizarra. Decir, que la iglesia del Santurrón Sepulcro resalta a lo largo de la crónica de la localidad como un espacio donde se atendía a los peregrinos desde 1123. Por otro lado, la iglesia fortaleza de San Miguel conquista a todas y cada una la gente que andan por la margen izquierda del Ega merced a su pasmante dominio de la región.

Iglesia de San Juan: Esta iglesia pertence a las mucho más conocidas de Estella – Lizarra gracias a su localización en pleno centro, en la Plaza de los Fueros. Construida en el siglo XIII y reconstruida en parte por el arquitecto local Anselmo Vicuña, esta edificación luce por su retablo primordial y las distintas tallas en presentes. Como curiosidad, decir que la virgen de hoy, no es la original, puesto que esta fue robada en el año 1976 y no se sabe su paradero de hoy.

Plaza de los Fueros: Corazón de Estella – Lizarra. Famosa asimismo como la plaza de San Juan o la plaza de Mercado, este céntrico espacio representa entre los sitios mucho más simbólicos de Estella – Lizarra. Un punto de acercamiento tanto para la gente que viven en el casco histórico de la región para las que viven en las novedosas zonas de la región. De esta plaza llaman la atención la iglesia de San Juan, los pórticos que podemos encontrar en sus 4 laterales o el enorme abanico de colores con el que cuentan las viviendas en presentes.

Judería Estella-Lizarra: El vecindario judío, la parte de la región donde se concentraban la mayor parte de las casas del judaísmo, asimismo llamada judería, fue parte esencial de la temporada dorada de la región. Este vecindario fue popular como la judería de Elgacena. La primera presencia judía en Estella – Lizarra data de 1066, desde ese momento, muchas son las aportaciones que el pueblo judío hizo en busca de este enclave navarro. Les aconsejamos pasear por calle medieval de la rúa. Una histórica calle, que, marcado por el símbolo de las juderías, nos anima a entender parte esencial de la región.

Convento de Beato Domingo: Este complejo espiritual se comenzó a crear en 1290 y, tras numerosos años de esplendor, fue descuidado en 1839 gracias a la desamortización de Mendizábal. Para todas y cada una esas personas que no recuerdan en que consistía este desarrollo económico y también histórico, decir que, a sintetizadas cuentas, expropio de sus recursos y características a todas y cada una aquellas congregaciones religiosas cuyo fin no fuera la caridad. Entre todas y cada una , estaba el Convento de Santurrón Domingo. Un hecho que lo llevo de manera directa a la ruina. Afortunadamente, fue restaurado.

Edad media en Estella Lizarra: Adentrarse en el casco histórico de Estella – Lizarra es aventurarse entre muros del viejo Reino de Navarra. Y sucede que, este histórico bastión, inexpugnable en una temporada, es en la actualidad un libro abierto para todas y cada una esas personas que desean comprender la narración de la localidad. Les aconsejamos que les perdáis entre sus calles y plazas, recorriendo este pequeño laberinto y gozando de cada paso que ofrecemos. Y sucede que, veamos a donde veamos, todo son nobles edificaciones repletas de encanto.

Puente de la prisión: El puente de la prisión de Estella – Lizarra pertence a los espacios mucho más representativos de la región. Un puente medieval, de un solo arco, que luce por su increíble estética. Eso sí, debéis entender que no se habla del puente original, sino más bien de una reconstrucción. El original fue destruido a lo largo de las guerras carlistas en 1873. Les aconsejamos que les paréis en su punto mucho más prominente, el lapso del rió Ega y la panorámica del casco histórico con la Iglesia de San Miguel capitaneando el horizonte son uno de esos recuerdos para llevar a casa.

Museo de la trufa: Hoy en día se habla del único museo de esta temática que podemos encontrar en toda la península. Un centro de interpretación, que, ayudado de los campos de cultivo que podemos encontrar a su alrededor, se muestra frente como un espacio idóneo para saber el increíble planeta de la trufa en Navarra.

Nacedero de Urederra: Entre las sendas mucho más demandadas de todo Navarra, entre los espacios mucho más espectaculares del Parque Natural de Urbasa y Andia. Sus aguas transparentes, gustan hasta la región media de Navarra a una cantidad enorme de personas en todo el año. Les recordamos que es requisito efectuar la reserva en línea para lograr conocer este enclave navarro. Por otro lado, si deseáis conseguir mucho más información sobre este sitio, les aconsejamos la lectura de nuestro producto, Urederra, el paraíso del agua en Navarra. Nos encontramos seguros de que les encantara.

Parque Natural de Urbasa Andia: Este Parque Natural se encuentra dentro de las enormes joyas que cubren Estella – Lizarra. Un espacio de enorme valor natural, que contribuye sendas, panoramas y también historias que les alegraran vuestra estancia en el oeste de Navarra.

Basílica y monolito de San Gregorio: En Sorlada, a unos 20 minutos de Estella – Lizarra, podemos encontrar una basílica, que, ubicada estratégicamente en un prominente, cercada por monolitos y unas vistas que quitan el hipo, nos ofrece una fuga que bien vale la pena.

La manera más óptima de comprender el núcleo urbano de Estella – Lizarra, es sin ningún género de dudas perderse entre sus calles, plazas y puentes. Un pequeño lujo al alcance de todas y cada una la gente la localidad. Callejear entre nobles viviendas y también históricos palacios provoca que nos traslademos a la Edad Media, un recorrido, que, siguiendo el curso de rió Ega nos transporta a entender todos y cada uno de los misterios de este pequeño y también histórico núcleo urbano. Los espacios arriba nombrados, no son mucho más que una pequeña representación de lo que logramos hallar en Estella – Lizarra y aledaños, asimismo podéis conocer la Basílica del Puy, el Convento de Santa Clara, el Convento de concepcionistas recoletas, la Casa consistorial o la Basílica de nuestra Señora de Rocamador. De todas y cada una, formas, nos encontramos seguros de que los espacios nombrados son mucho más que suficientes a fin de que gocéis de todos los encantos que se ocultan en la localidad.

Qué realizar en Estella Lizarra.

Merced a la extensa variedad de espacios que proporciona al visitante, Tierra Estella – Lizarraldea, se convirtió en entre los sitios de tendencia de Navarra. Una región para gozar y reposar. El patrimonio histórico, la hermosura natural y la gastronomía de la región se fusionan atrayendo al visitante hasta una tierra llena de sorpresas.

Sendas: La pasmante riqueza natural con la que cuenta la región media de Navarra transforma a Estella – Lizarra en un espacio perfecto para esas personas que desean gozar de la naturaleza en familia. Se cuentan por cientos las sendas que cubren los pequeños pueblos de esta región rural de Navarra. Recorridos de enorme hermosura, en los que podemos encontrar una enorme relación esfuerzo recompensa. Ejemplo de esto es la ruta que divide el núcleo urbano de Sorlada de la Basílica de San Gregorio, un recorrido familiar y de simple ingreso, que nos obsequia unas increíbles vistas de todo el valle. Entre todas y cada una de las probables sendas a recorrer en los aledaños de Estella – Lizarra, cobran particular interés el recorrido de los Planos, que nos transporta paralelo al cauce del rió Ega, y el recorrido de Valdelobos, que, siguiendo el viejo trazado del ferrocarril vasco-navarro se convirtió en entre los espacios mucho más demandados por los estelleses (estellicas) para estirar las piernas. Les aconsejamos unas buenas zapatillas, es instante de caminar y gozar.

Gastronomía: Los espárragos, los cereales, los vinos, los quesos o las trufas no son mucho más que una pequeña representación de los enormes modelos gastronómicos que generan en Tierra Estella – Lizarraldea. Modelos locales, de enorme calidad, que contribuyen en buena medida a esa popularidad tan digna con la que cuentan los sitios de comidas navarros. Les aconsejamos gozar de la gastronomía Navarra, nos encontramos seguros de que repetiréis. En este sentido, los distintos sitios de comidas con los que cuenta Estella – Lizarra van a ser de mucha ayuda, les aconsejamos la lectura del apartado «Dónde comer en Estella Lizarra» de este producto.

Sendero de Santiago: Los peregrinos, esencia del Sendero de Santiago, alegran las calles a su paso. Si estáis tentados por efectuar este histórico sendero, Estella – Lizarra pertence a las ciudades mucho más esenciales del oeste de Navarra, un punto de referencia en el mapa de todo peregrino. Un núcleo urbano lleno espacios históricos y cobijes, que protege a los peregrinos con exactamente la misma pasión, perseverancia y mimo que lo hacían hace siglos. Parada obligatoria. Toca reposar y volver a poner fuerzas para hacer la próxima etapa del sendero.

Circuito de los Arcos: El circuito de Navarra, un trazado que ha acogido múltiples disputas desde su creación, se alza como entre los mucho más esenciales del norte de la península. Pero en nuestro caso, no solo les lo mostramos como espacio donde poder gozar de apasionantes disputas de motor, asimismo deseamos mostraros otra de sus enormes facetas, su circuito de karting. Y sucede que, al lado del circuito, en entre los laterales, podemos encontrar entre los circuitos mucho más emocionantes del norte. ¿Les gusta pasároslo bien a los mandos de un kart?

Comprar modelos habituales: Los espárragos y las trufas representan a esos artículos propios de la región media de Navarra. Tierra rica en cultivos que nos obsequia genuinos manjares. Souvenirs gastronómicos buenos, lindos y económicos que les aconsejamos comprar en ciertas muchas explotaciones agrícolas que podemos encontrar en los aledaños de Estella – Lizarra. En nuestro caso nos hicimos con una aceptable remesa de espárragos, tanto frescos como en mantiene. Si acudís en temporada de obtenida, finales de marzo – mediados de abril, les aconsejamos que les paséis por Zubielqui y compréis espárragos el aventurero, un acierto.

Estas recomendaciones que les hacemos para gozar de Tierra Estella – Lizarraldea no son mucho más que una pequeña demostración del enorme abanico de ocasiones que podemos encontrar en este territorio. Les aconsejamos gozar de todas y cada una , nos encontramos seguros de que terminareis con una sonrisa de oreja a oreja, ondo pasa!

Dónde reposar en Tierra Estella.

En Estella – Lizarra podemos encontrar decenas y decenas de proposiciones para reposar. Hospedajes de todo género, que nos presentan gozar de la región a conciencia. De cualquier manera, en esta ocasión, nuestra recomendación, es algo diferente. Les aconsejamos salir de la región y aventuraros en medio de una naturaleza para lograr gozar de los encantos de un palacio del siglo XVIII situado en Sorlada. ¿Qué les semeja? Un hostal rural, que, merced al ámbito familiar y la enorme gastronomía ecológica y local con la que nos acoge, se convirtió en nuestra casa en esta región de Navarra. Su nombre, Hostal Rural Ioar.

Información Hostal Rural Ioar.

  • Distancia de Estella Lizarra: 20 minutos precisamente.
  • Atractivos: Gastronomía, naturaleza y atención.
  • Localización: Sorlada, Tierra Estella – Lizarraldea, Navarra.

La fusión de entre las mayores y mucho más hermosas ciudades de la región con la esencia rural de Sorlada, transforma a estos 2 espacios en una apuesta ganadora. Si buscáis un hotel en Estella – Lizarra, les aconsejamos que valoréis la oportunidad de alojaros en el Hostal Rural Ioar. Indudablemente, una enorme opción para la gente que desean reposar y relajarse en medio de una naturaleza sin la necesidad de negar entender núcleos urbanos de enorme interés.

Dónde comer en Estella Lizarra.

En Estella – Lizarra hay una extensa variedad de lugar de comidas donde poder comer, pero si deseáis nuestra opinión, les aconsejamos que degustéis las producciones de cocina del Lugar de comidas La Cepa. Una apuesta segura. Hablamos de un lugar emblemático, que, ubicado en una primera planta de una histórica edificación de la plaza de los Fueros, nos da platos propios de la región a unos costos muy confrontados. Su localización, es cuanto menos curiosa. Y sucede que, situado en un primer piso, sin un local de cara al público en su planta baja, semeja estar escondido. Solamente lejos de la verdad. Su salón, de decoración vigilada y ámbito relajado, nos asiste a gozar de los elaborados platos con los que nos sorprenden.

Información del Lugar de comidas La Cepa.

  • Género de cocina: Platos de vigilada elaboración con artículos locales.
  • Precio medio: 35€
  • Teléfono: 948 55 00 32.
  • Localización: Plaza los Fueros, 15 – 1º, Estella, Navarra.

Este lugar tiene un menú de extensa variedad y calidad que se acerca a los 30€ por persona. Una alternativa, que llamo nuestra atención y que termino por conquistarnos. Gracias a la enorme demanda y el con limite espacio del comedor de este lugar de comidas de Estella – Lizarra, les aconsejamos reservar antes de asistir. Su localización, en pleno centro, es idónea para realizar un prominente en el sendero para coger fuerzas sin perder el tiempo en desplazamientos. Un lugar de comidas perfecto para esas personas que no tienen bastante tiempo para saber la región media de Navarra. Una autentica experiencia gastronómica para despertar los sentidos. ¿Les apuntáis?

Historia de Estella – Lizarra.

Merced a distintas restos arqueológicos se pudo argumentar que, el espacio que actualmente conocemos como Estella – Lizarra, estuvo habitado desde la Edad de Bronce. El origen de la región data del año 1090, instante histórico en el que el Rey Sancho Ramírez otorgo el fuero a Estella – Lizarra. Adjuntado con el fuero, el rey, asimismo realizo cambios en el sendero de peregrinación a Santiago de Compostela, el popular sendero de Santiago, suprimiendo el monasterio de San Juan de la Peña y también introduciendo el monasterio de Iratxe. Es de este modo, como se logró que Estella – Lizarra se transformase en parte primordial del Sendero de Santiago. El núcleo urbano originario, se creó en la orilla derecha del rió Ega. Sus pobladores, originarios de las zonas francesas de Auvernia y Limousin, se fueron propagando a lo largo del siglo XII hasta hacer nuevos burgos como el de San Miguel o San Juan. El castillo que resguardaba la localidad desde su privilegiada situación, se transformó tras la pérdida de Labraba, año 1200, en entre los espacios mucho más esenciales de la frontera con Castilla. Del mismo modo, a lo largo del orden de Teobaldo I, Estella – Lizarra fue designada capital de entre las merindades históricas de Navarra. Los distintos conflictos bélicos entre bandos, la tensión con el Reino de Castilla y las crecidas de agua de 1475 hicieron que Estella – Lizarra se desestabilizase, accediendo de esta manera en una temporada de caída. En 1483, el núcleo urbano fue retribuido con el rango de «localidad» ganando suma importancia entre el resto de ciudades que le rodeaban. Tras esto, se sucedió la anexión de Navarra al reino de Castilla y las Guerras Carlistas, instantes en los que Estella – Lizarra fue epicentro de enormes y también esenciales hechos. Desde esta temporada, la localidad fué amoldándose a los nuevos tiempos, medrando y viviendo en paz hasta nuestros días. Transformándose de esta manera en entre los núcleos mucho más esenciales de la región media de Navarra.

Como habéis podido revisar, Estella – Lizarra es un núcleo urbano lleno de encantos, un espacio con varios sitios que ver y gozar. Les aconsejamos de forma encarecida la visita a esta localidad de la región media de Navarra, nos encontramos seguros de que no les defraudara. En el caso de tener alguna duda o sugerencia, les animamos a que utilicéis el sistema de comentarios de este mismos producto, intentaremos contestar a la mayor brevedad. Ondo pasa!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí