Asimismo popular como «la Bombonera», el frontón Labrit de Pamplona almacena dentro suyo el recuerdo de históricos y épicos partidos de pelota.

Paleta goma, paleta cuero, pelota mano o pala corta son ciertas formas de pelota que se dan cita cada día en el frontón Labrit de Pamplona, entre los frontones históricos de nuestra tierra. Este frontón, propiedad del Municipio de Pamplona, pertenece a las enormes mecas de la pelota vasca, un espacio que ha acogido, acoge y acogerá enormes acontecimientos ambiente a la pelota vasca. El Labrit, forma parte al conjunto de frontones llamados como «cortos», frontones de dimensiones ambiente a los 30 o 36 metros de longitud, ideales para la práctica de formas de mano y herramientas de corto alcance, dejando los frontones largos, de 54 metros de longitud, para el juego con herramientas de largo alcance como la pala, el remonte o la cesta punta. ¿Les animáis a vivir una autentica experiencia vasca en el Labrit?

Información Frontón Labrit.

  • Nombre: Labrit.
  • Alias: La Bombonera.
  • Compañía gestora: Federación Navarra de Pelota.
  • Año inauguración: 1952
  • Aforo: 945 personas sentadas.
  • Teléfonos: 948 222 176 / 688 868 868.
  • Horarios: De lunes a viernes de diez:00 a 23:00. Sábados de 9:00 a 14:00 y de 16:00 a 22:00. Domingos y festivos de 9:00 a 14:00.
  • Dimensiones del frontón: 36m x 13m.
  • Servicios: Bar, aseos, iluminación, gradas.
  • Localización: Juan de Labrit, s/n, Planta Baja, 31001, Pamplona-Iruña, Navarra, Euskal Herria.

El ámbito del frontón Labrit es popular en los 7 rincones de Euskal Herria, un frontón épico, donde los partidos acostumbran a jugarse cada sábado a la tarde, dando pie a un plan de película: Pintxo-pote, comida en sociedad gastronómica, frontón y gozar de la noche navarra, nuestro plan, un lujo.

2017092216370042329

Frontón Labrit, la bombonera.

El frontón Labrit, pequeño en dimensiones pero grande en ámbito, se encuentra dentro de los frontones mucho más estimados por los fanáticos de la pelota. Sus gradas, ubicadas prácticamente sobre el pavimento, fomentan el calor del público, realizando que los pelotaris sientan hasta el mucho más pequeño murmullo que se crea en las gradas. Un enorme frontón, una bonita experiencia.

Nombre: El frontón Labrit, debe su nombre a la calle donde se ubica, Juan de Labrit. No obstante, ¿Quién fue Juan de Labrit? Juan III, mucho más popular como Juan de Labret o Labrit (1469-1516), fue el último rey de Navarra, un rey popular por su sabiduría y por ingresar la imprenta en el reino. En este momento, ahora sabéis que el frontón que el día de hoy nos ocupa transporta exactamente el mismo nombre que un rey navarro ¿por algo va a ser verdad?

Su otro nombre, su alias, la bombonera, nada debe ver con su nombre original, mucho más bien lo opuesto, y sucede que hace alusión al enorme ámbito que se crea en los días de partido. Un ámbito idóneo para las considerables citas de pelota.

Usos: La Federación Navarra de Pelota, la entidad responsable de la administración del Labrit, destina el frontón para los adiestramientos y partidos de los clubes navarros tal como partidos expertos. Si bien el Labrit se emplea en un 99% para la práctica de deportes vinculados a la pelota, asimismo se desarrollan ocupaciones culturales o políticas dentro suyo.

Localización: Ubicado en el Casco Histórico de Pamplona, el frontón Labrit nos deja saber esta histórica región de la región sin perder tiempo en los desplazamientos, andando.

Entradas y costos: Las entradas, distinguidas entre butaca de cancha, primer piso y segundo piso, acostumbran a oscilar entre los 20 y 45 euros, siendo las sillas de cancha las mucho más costosas y las de segundo piso las mucho más accesibles. , nos decantamos por las del segundo piso, las mucho más económicas, 20€, el frontón es pequeño y se ve a la perfección desde cualquier ciudad. Como veis, el valor de las entradas no es prohibitivo, gozar de una experiencia como un partido de pelota en el Labrit, se convirtió en la experiencia vasca más especial. ¿Les animáis?

Bar: Este frontón, tiene un pequeño local en el que el alcohol está tolerado. Los costes, similares a los de algún otro local de las inmediaciones, nos dejan gozar del partido con un trago largo en la mano. Eso sí, aconsejamos tomar con compromiso, gozemos y dejemos gozar.

Apuestas: Las apuestas y los deportes vascos siempre y en todo momento estuvieron íntimamente unidos. , como buenos vascos, decidimos apostar 50€ en oposición a los preferidos, el resultado era de aguardar, perder. Eso sí, a pesar de que los colorados triunfaron con clara virtud, los azules jamás bajaron los brazos, bonita pelea hasta el desenlace.

Apostar en el frontón, le añade cierto encanto al partido, realizando que vivamos el acercamiento de una manera mucho más intensa. Recordad que únicamente se puede apostar en la región de sillas, en la planta baja. Para lograr ingresar en este espacio es requisito soliciar una «txartela» que nos deja salir y ingresar de nuestra ciudad sin inconveniente alguno.

Nuestra experiencia: Llegamos a Pamplona -Iruñea por la mañana, sobre las 12, instante idóneo para gozar del ámbito de las calles de la región con un magnifico pintxo poteo a partir de fritos de pimiento y algún que otro caldo como acompañamiento. Tras revisar el buen ámbito que reina en las calles de la ciudad más importante navarra nos vamos a un pequeño txoko para completar la tripa en kuadrilla, en buen ámbito y con mejores alimentos. Al irse, nos vamos al templo de la pelota, al Labrit. Pongámonos en situación, partido del campeonato de parejas de la LEP.M (Liga de Compañías de Pelota a Mano), Olaizola II – Unturia vs Artola – Albisu, un partido que, si bien tenía un claro preferido, nos obsequió enormes instantes con las dejadas al txoko del joven Artola y la regularidad de la pareja preferida.

Historia: El frontón Labrit fue estrenado el 24 de Junio de 1952, respondiendo de esta forma, a la enorme demanda construída por el pueblo navarro y los expertos de pelota. En todo el tiempo, el Labrit, fué acogiendo toda clase de certámenes entre aquéllos que resaltamos el Campeonato del Planeta de Pelota Vasca en 1963, el Campeonato de Euskadi del 4 y Medio en el año 2000 y el Campeonato del Planeta de Pelota Vasca de 2002. El frontón Labrit fue rehabilitado en 1986 para amoldarse a las novedosas pretensiones de los pelotazales y a las variantes de la pelota actualizada. Actualmente, todavía es un enorme frontón.

Disputas: Este frontón, fué el complejo escogido para albergar partidos de suma importancia como los de los torneos de 4 y Medio, Mano Parejas y el Manomanista. Pero indudablemente, la cita anual más esencial del Labrit es la final del Premio San Fermín, de modalidad 4 y medio, entre los campeonatos manomanistas más esencial de Navarra. Los días de sobra afluencia en el Labrit, son los partidos de cada sábado, seguidos por todos los miércoles, día en el que se efectúa la selección del material para el partido del fin de semana.

El Frontón Labrit y su magnífico ámbito jamás fallan, fundamento bastante para vivir en primera persona esta increíble experiencia. La pelota es leal a Labrit. ¿Y nosotros?

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí