«Qué difícil es poner palabras a tanta emoción contenida. A pesar del tiempo que ha pasado, sigues muy presente entre nosotros. Tu historia ha sido nuestro motor de lucha y tu ejemplo nuestro molino para sentirnos vivos. Tenemos tus últimas cartas guardadas como un tesoro y hoy queremos darte voz porque tu voz es vida y porque tu recuerdo siempre impregnará nuestras almas, allí dónde estés, gracias por habernos enseñado tanto», relató entre sollozos Amaia Barco, bisnieta de Pablo Barco, uno de los 19 fusilados en Beriáin durante la dictadura franquista.

Tras estas conmovedoras palabras, y con la voz entrecortada, Amaia leyó una de las últimas cartas que su bisabuelo envió a su esposa desde la cárcel de Pamplona. Era un 24 de diciembre de 1936 y Pablo felicitaba las Pascuas a su familia.

En un acto muy emotivo, el Ayuntamiento de Beriáin homenajeó ayer a las 19 personas asesinadas en la localidad durante el franquismo e inauguró oficialmente el Parque de la Memoria, en el que se ha colocado una escultura conmemorativa con los nombres y apellidos de los 19 fusilados procedentes de Cabanillas, Aibar, Genevilla, Milagro, Torres del Río y Pamplona.

«Desgraciadamente, en el mapa del horror y del odio que se produjo tras el golpe del 18 de julio, Beriáin ocupa un lugar preferente. El Parque de la Memoria rememora a los miles de navarros asesinados y represaliados y pretende dar reconocimiento público a todas las personas que sufrieron la represión a manos de la dictadura franquista por defender la democracia y la libertad establecidas durante la Segunda República», afirmó el alcalde de Beriáin, José Manuel Menéndez.

LEER  Adona regresa a Estella con su autohemoteca para donar sangre

«Para una sociedad verdaderamente democrática, es un imperativo moral reparar el dolor que provocaron los decenios de infamia y oprobio del franquismo. Para nosotros aún están vivos y no dejarán de ser lo que fueron: hombres y mujeres libres. Sin memoria no hay democracia», finalizó el alcalde.

Al acto también acudió la consejera de Relaciones Ciudadanas e Institucionales, Ana Ollo. «Las instituciones hemos llegado tarde, pero hemos llegado con convicción y con fuerza. Desde 2015, el Gobierno de Navarra está trabajando con convicción en las políticas de memoria. No podemos permitir que nuestros jóvenes crezcan en la desmemoria en la que hemos crecido generaciones y generaciones«, aseguró Ollo.

La consejera de Relaciones Ciudadanas también dedicó unas palabras a Cielo de tierra, la escultura de Ramón Llamas que desde noviembre preside el Parque de la Memoria. «Homenajea a todas las víctimas de la violencia del franquismo, una violencia que además pretendió matar su recuerdo y su memoria«, recordó.

Por todo ello, Ollo defendió espacios públicos «donde se pueda visibilizar y reflexionar sobre la terrible violencia de los golpistas del 36. Sin memoria no podemos vivir en una sociedad en convivencia y en paz«.

Las familias

Las familias tuvieron un papel central en el acto celebrado ayer y contaron sus estremecedoras vivencias. Ángel Cervera, 90 años, hijo de Teófilo Julio Cervera García, vino desde Barcelona para rendir homenaje a su padre. Teodoro narró que a los pocos días del 18 de julio de 1936, unos falangistas se llevaron a su padre de casa y ya no volvieron a verle. También contó que les quitaron el trigo y cómo su madre vivía con el temor de que un día les matasen a todos.

LEER  Aurizberri-Espinal inicia un proceso participativo

Para finalizar, se leyeron entre aplausos los nombres de los 19 represaliados mientras sus familiares colocaban flores en la placa conmemorativa.

A continuación, los 19 asesinados por el franquismo en Beriáin: Martín Azparren Gil, Andrés Goyeneche Guembe, Ildefonso Ibero Guembe, Pablo Martínez Pérez, Pedro Aguado Mateo, Pedro Luis Aguado Sainz, Teófilo Julio Cervera García, Manuel Jimeno Gil, Macario Pedro Marín Martínez, Dámaso Julián Paz Peralta, Luis Pérez Galindo, Victoriano San Vicente Gil, Pablo Barco Martínez, Serapio Lebrero Canraso, Rufino Rodero Sánchez, Isidoro Torrecilla Granell, Otilio García Falces, Anselmo Navarro Bujanda y Florentino Rubio Martínez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *