Izquierda Unida de Navarra vota desde este miércoles para elegir a su próximo líder. Iñaki Bernal, educador social de profesión, exsenador y actualmente concejal en Berriozar; y Carlos Guzmán, administrativo de profesión y actualmente asistente parlamentario de I-E, aspiran a liderar la organización de izquierdas, tocada internamente tras los malos resultados en las elecciones forales y municipales de 2019 y necesitada de reorientar el rumbo para seguir siendo importante en el mapa político navarro.

Izquierda Unida, que en el Parlamento concurre en coalición junto con Batzarre bajo la fórmula de I-E, tiene un escaño, el de Marisa de Simón. Pero representa a un sector, el de la izquierda no nacionalista a la izquierda del PSN, que fue clave para propiciar el cambio de Gobierno en 2015.

Ahora, el reto está en ser capaces de agrandar ese espacio mediante alianzas con otras fuerzas similares –Podemos, Batzarre…– y ser más fuertes en los próximos comicios, donde la atomización de ese sector hizo que, por ejemplo, se quedaran sin representación en Pamplona.

Tanto Bernal como Guzmán comparten que es necesario concurrir en coalición con Podemos y con Batzarre. Coinciden programáticamente, por lo que la gran diferencia está en los equipos, en quiénes serán los encargados de pilotar esa necesaria transformación. El día 18 se conocerán los resultados, que serán ratificados en asamblea el día 23.

LEER  Ione Belarra: "Unidas Podemos está en plena forma"

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *