Inicio Navarra Jueves menos jueves - Crónica de Navarra

Jueves menos jueves – Crónica de Navarra


Las restricciones provocan el cierre de bares en el Casco Viejo, principalmente en San Gregorio y San Nicols, y hacen que la presencia de jóvenes en las calles sea anecdótica. Las mesas y los patios exteriores mantienen el tipo

lla imagen característica de jueves era un Casco antiguo de Pamplona to overflow: multitud de personas bebiendo de bar en bar. Las incursiones en Estafeta fueron generalizadas y era casi imposible encontrar un lugar en Navarrería. Durante meses, sin embargo, la gran olla ha sido un recordatorio prepandémico, un viejo sueño que esperamos se haga realidad más temprano que tarde.

Ayer Pamplona no fue de barco en barco, ni mucho menos: muchas de las terrazas de la Plaza del Castillo sin gente, la Estafeta a medio gas, San Nicolás y San Gregorio desangelados y Navarrería con poco ambiente, sin nadie alrededor de la fuente. Además, muchas instituciones (Kaixo, Museo, San Gregorio, Baserriberri, Gorriti, La Escalerica, Herriko Taberna €) se han quedado ciegas porque las medidas restrictivas aprobadas por el Gobierno de Navarra el pasado domingo «impiden que prestemos servicios a nuestros clientes». .

Aun así, hubo quienes se atrevieron a salir con condiciones: no se podía consumir en el bar, capacidad interior 30%, terrazas 50%, aunque el fresco no aguantaba, y a las 10 todas las instalaciones cerradas. Jueves menos jueves con presencia policial -con patrullas conjuntas de policías locales y regionales- para asegurar el cumplimiento de las medidas.

Post, poco ambiente La calle Estafeta aportó cierto ambiente, sobre todo desde Telefónica hasta el cruce con el descenso de Javier. “De momento ya hay un descenso importante”, comentaron José Aranguren y Patxi Enériz, camareros de Txirrintxa, que tenían algunas mesas vacías a pesar de una capacidad interna del 30%. Ambos camareros agregaron que el jueves pasado hubo «un poco más de estudiantes que ahora prefieren quedarse en casa». La situación se repitió en la Cocotte Taberna: «Es un desastre, hay mucha menos gente. No llenamos ni el 30% del espacio interior porque la gente tiene miedo y prefiere sentarse en las mesas en la calle», dijo Santiago Enciso. Gerente de la Cocotte. «Incluso cuando hace frío, preferimos tomar nuestra cerveza en la terraza, nos da más seguridad», comentó un equipo.

Las calles de San Nicolás y San Gregorio estaban casi vacías. Principalmente porque hay muchos bares para las noches y copas que ayer estaban cerrados: Kaixo, San Gregorio o La Escalerica. «Es un ambiente mucho más triste», dijo Blanca Leoné, mesera del bar Ulzama. «Hubo un movimiento estudiantil el jueves pasado, pero nada hoy. Todo está muy tranquilo», dijo.

En Navarrería y Calle Curia había más gente que en San Nicolás y San Gregorio, pero nada que ver con lo que están acostumbrados: «Hubo un robo los últimos jueves», destacaron en La Mejillonera. “¿Por qué sale la gente a tirar unas cacerolas cuando tiene que levantarse a las 9:30 pm? Por eso se quedan en casa”, dijeron.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Un camionero de 52 años resultó herido cuando se cayó del techo de su vehículo en la Cooperativa de Cereales Lumbier.

UNA Conductor de camión de 52 años resultó herido este jueves al caer desde lo alto de su vehículo en Cooperativa cerealista de Lumbier,...

Una bicicleta de oro para un piloto de platino

Más brillante, más precioso y sólido que el oro, El precio de Primoz Roglic, un corredor platino, sigue subiendo en la bolsa de ciclismo....

Recent Comments