Inicio Actualidad Juzgan a un policía acusado de decirle a su hermano que lo...

Juzgan a un policía acusado de decirle a su hermano que lo investigan por violación


La primera sección de la Audiencia Provincial de Navarra jueces de lunes a jueves un policía nacional acusado de un delito contra el deber de perseguir delitos y otro delito en curso de violación de secretos, entendiendo la acusación particular de que dio aviso previo a su cuñado que estaba siendo investigado como autor de una violación que estaba siendo investigada por el grupo policial en el que trabajaba el ahora imputado. Piden 4 años y medio de prisión y 8 años de inhabilitación. Sin embargo, la Fiscalía reclama la absolución y la acusación se fundamenta en la denuncia interpuesta por dos jóvenes, quienes denunciaron en los puentes forales de 2016 que habían sido víctimas de una doble agresión sexual con alguna sustancia química de sumisión tipo burundanga. Informaron que presentaban indicios de haber sido agredidos en un piso del barrio Erripagaña de Pamplona por dos hombres que supuestamente se habían encontrado la noche anterior en el Casco Viejo y que ni siquiera conocían información alguna, salvo que se despertaron inconscientes, conmocionados. y dolor en la propiedad de uno de ellos. La investigación de estos hechos correspondió a la Unidad de Familia y Mujer de la Policía Nacional, brigada a la que pertenecía el imputado, quien además era cuñado de uno de los investigados y no reveló tal información a sus superiores mientras el prosiguieron las investigaciones. El policía está acusado de dar un presunto soplo a su cuñado para advertirle que estaba siendo investigado junto con su amigo.

El imputado era funcionario del grupo V de Familia y Mujeres desde el 22 de noviembre de 2016, donde se desempeñó hasta el 27 de diciembre de ese año cuando fue expulsado tras descubrir a sus superiores, al proceder a la detención de su cuñado, que estaban familiares y que el agente procesado no había denunciado tal hecho. El Juez de Instrucción 1 de Pamplona ya ha declarado la apertura del juicio oral, pero sin embargo aún no ha finalizado la investigación sobre el asunto principal, precisamente la presunta doble violación con el uso de burundanga. La acusación particular, que ejerce el abogado José Luis Beaumont Aristu, destaca que el imputado antes de que el grupo iniciara la investigación tenía conocimiento de la perpetración de un delito contra la libertad sexual por parte de su cuñado en la madrugada del 7 al 8 de diciembre. 2016 y no tomar ninguna acción para su denuncia y procesamiento. Asimismo, en fechas posteriores y antes de la detención de su cuñado el 27 de diciembre, el imputado tuvo acceso, por su pertenencia al grupo, a toda la información del grupo sobre la investigación en curso. «Todo esto, según la acusación, permitió a su cuñado denunciar todo esto y permitir a los dos investigados sacar numerosos expedientes de sus teléfonos móviles, prepararse para el arresto y preparar su estrategia».

DÍAS CLAVE LIBRES El imputado no se presentó al trabajo el 23 de diciembre alegando estar enfermo, retrasando hasta el 2 de enero de 2017 la presentación de prueba de ausencia del servicio por gastroenteritis. Con tal ausencia, el imputado no participó en las detenciones ni en el procedimiento de ingreso y registro domiciliario. Durante los días previos a las detenciones, el inspector jefe del grupo informó a los miembros del grupo (incluidos los imputados) del desarrollo de la investigación y de la detención prevista. Durante la detención del cuñado investigado por violación, los policías se sorprendieron de que tardó media hora en abrir la puerta a pesar de que estaba adentro porque los policías lo vieron entrar a su casa y que fingió salir de la cama entonces. Además, en el informe policial iniciado, los policías que lo detuvieron se mostraron sorprendidos por la falta de sorpresa ante la detención y el crimen que la motivó. Un inspector declaró que era la primera vez que observaba una reacción tan neutral por parte de un detenido por tal delito. Precisamente, cuando fue trasladado a la comisaría, el jefe del grupo notó que en su teléfono móvil aparecía el rostro de una niña como fondo de pantalla con el que el inspector se familiarizó. Por tal motivo, le preguntó por la identidad de la menor, a lo que el detenido respondió que se trataba de su sobrina, hija del policía imputado. Así, por casualidad, se descubrió la relación familiar entre los dos, lo que provocó su expulsión del grupo policial.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

66 nuevos casos de covid-19 detectados en Navarra el sábado, la cifra más baja desde el 17 de agosto

Navarra registrado este sábado 66 nuevos casos de covid-19, el más bajo desde el 17 de agosto, según datos facilitados por el Instituto de...

Luis Sabalza: «Si el Real Madrid hubiera perdido ayer, ¿por qué no habría perdido el Barcelona hoy?»

El presidente de Osasuna, Luis Sabalza, que formó parte de la expedición roja que viajó a Barcelona, ​​asistió a los micrófonos de Movistar en...

Profesionales, la mejor arma contra el covid-19 en Navarra

Así es como empezó todo Con actitud seria, Alfredo Martínez, Santos Induráin, Carlos Artundo y Marian Nuin convocaron...

Sigue la última hora del Barcelona – Osasuna en directo

Sigue en directo Barcelona - Osasuna, partido de la undécima jornada de LaLiga Santander que tendrá lugar hoy 29 de noviembre en el Camp...

Recent Comments