La consejera explica el nombramiento de Diego Reyero como director del CEIMD

Rebeca Esnaola, consejera de Cultura y Deporte del Gobierno de Navarra, compareció ayer en la Comisión de Cultura y Deporte del Parlamento, a petición de Navarra Suma, para explicar el nombramiento del doctor Diego Reyero Díez como nuevo director del Centro de Estudios, Investigación y Medicina del Deporte.

La consejera aprovechó la ocasión para tranquilizar a quienes creen que el CEIMD corre riesgo de «desmantelamiento» o «desaparición», que son expresiones reiteradas de Navarra Suma desde el pasado mes de marzo, cuando comenzó la polémica en el centro.

Esnaola explicó que el nombramiento ha sido obligado por la dimisión del anterior director, Esteban Gorostiaga, y de tres de los jefes de negociado del centro, que discrepaban de la fórmula de acceso al puesto de especialista en entrenamiento de fuerza y biomecánica. La consejera recordó que ni Función Pública ni los sindicatos de la Mesa General de la Función Publica aceptaron la fórmula que se planteaba desde el CEIMD, por atentar contra los principios de «igualdad, mérito, capacidad, transparencia y seguridad jurídica» en el acceso a puestos de la administración.

Diego Reyero se incorporó al CEIMD el 1 de octubre y tiene a sus órdenes a las personas que dimitieron, que continúan en el centro por tener en él sus plazas de funcionarios. Esa continuidad ha servido para que los deportistas y usuarios del CEIMD no hayan sufrido ninguna merma en los servicios que les da el centro.

La consejera desgranó ayer con detalle la trayectoria formativa de Diego Reyero, en la que destaca que es licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Navarra; doctor por la UPNA con una tesis sobre los riesgos en ocupantes de vehículos en colisiones de tráfico; y doctorado en medicina del ejercicio físico y del deporte.

LEER  Una temporada ilusionante - Diario de Noticias de Navarra

Igual de prolija fue Rebeca Esnaola en la explicación de su experiencia profesional de gestión en el ámbito sanitario: responsable de negociado de elaboración de los registros de patologías; coordinador de la sección de ambulancias de soporte vital avanzado; jefe de sección de emergencias y transporte sanitario urgente; y responsable de la sección covid de la subdirección de Urgencias de Navarra durante la pandemia hasta septiembre de este año.

Esnaola quiso en todo momento recalcar que la misión de Diego Reyero va a ser la gestión y la coordinación del CEIMD, y que éste pretende mantener «los tres pilares que lo sustentan: reforzar la asistencia que presta; desarrollar la formación; y apostar por la investigación».
Además, la consejera considera que «el perfil de Reyero puede ayudar a tejer nuevas alianzas estratégicas, especialmente con el Servicio Navarro de Salud, del que proviene, y con otras entidades del ámbito universitario y de centros de investigación como la UPNA o NavarraBiomed».

Navarra Suma: «finiquitado»

Alberto Bonilla (Navarra Suma) puso ayer en duda la adecuación de Diego Reyero al cargo de director del CEIMD, lamentó que Función Pública no aceptara el nombramiento de un funcionario que pidió el anterior director y se preguntó: «¿Por qué nos hemos cargado un modelo de éxito de tres décadas?». «El futuro del CEIMD está en una situación muy comprometida porque se ha finiquitado el proyecto construido en estos años».

Geroa Bai:»Mirada Global»

En su turno de palabra en el debate, Ana Ansa (Geroa Bai), médica de profesión, mostró su disgusto por llevar «por cuarta vez a una comisión en pleno el nombramiento de un jefe de sección para discutirlo, como si esto fuera un tribunal paralelo. Y no comprendo esas dudas sistemáticas que crea Navarra Suma, como lluvia fina, sobre el futuro del CEIMD, quizás para sembrar desafección por lo público. El curriculum de Diego es cuando menos muy solvente y demuestra una capacidad de coordinación con otras entidades. Las miradas globales son mucho más importantes que ser superespecialista en algo».

LEER  El Txantrea vuelve a puntuar en casa

EH Bildu: «Mismos objetivos»

Txomin González, portavoz de Salud de EH Bildu, expresó su sorpresa por la polémica en el CEIMD: «Se entendería si se hubieran cambiado los estatutos, pero se supone que los objetivos y el trabajo en el CEIMD van a ser los mismos y solo cambian las personas. El CEIMD ha hecho en estos años un trabajo fantástico, sensacional, que hay que reconocer a las personas que lo han desarrollado. Y ahora esperamos que las nuevas personas lo consigan también. Y si meten la pata, ya pediremos explicaciones, pero aún no estamos en eso y no es bueno para el CEIMD crear esas dudas donde todavía no ha ocurrido nada».

Rebeca Esnaola cerró la sesión pidiendo «tiempo al nuevo equipo para trabajar de una manera más tranquila. Se ha generado una alarma social entre deportistas y usuarios del centro que no se corresponde con la situación real del CEIMD en cuanto a asistencia, investigación o formación, que nunca han estado en duda. Es un centro referente y queremos que lo siga siendo».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *