Inicio Deportes Las claves del primer tercio de la Vuelta que dejan a Carapaz...

Las claves del primer tercio de la Vuelta que dejan a Carapaz como líder


Después de cinco días de liderazgo del esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) en la 75ª edición de la Vuelta, el ecuatoriano Richard Carapaz (Granaderos del Ineos) golpeó en el pico histórico del centro invernal de Formigal para llevarse el ‘rojo’.

La locomotora Carchi Dejó claro desde el primer golpe de pedal en la carrera española que estaba en un excelente momento de forma para reclamar su liderazgo en la todopoderosa formación británica.

En el Giro de 2019, pudo saltar la sorpresa relativa para convertirse con el maillot rosa final, a pesar de no empezar como uno de los máximos favoritos.

El objetivo inicial para 2020 para Carchi era nuevamente, pero el coronavirus que lo ha trastornado todo, también trastocó su calendario y estaba condicionado para ir al Tour de Francia para ayudar a un Egan Bernal que en ningún momento estuvo en condiciones de luchar por reeditar su triunfo un año antes. Carapaz tuvo que aceptar la situación y encontró que en la Vuelta todas las rayas eran para él y no quiso dejar pasar la oportunidad.

PRIMERA LLAVE: EMPEZAR CON TRÍPTICO DE MONTAÑA

El regreso tuvo que suspender su viaje de tres etapas por Holanda con la salida de Utrecht y comenzar con un tríptico montañoso en los tres primeros días de carrera. El resultado fue que desde el primer momento, el grupo de favoritos estuvo claramente marcado. Roglic utilizó su mejor punta de velocidad para seguir vistiendo el ‘rojo’ tras su victoria en la edición de 2019.

SEGUNDA CLAVE: BONUS

La igualdad en el grupo de los mejores, que se redujo tras las finales consecutivas de Arrate, Lekunberri tras su paso por San Miguel de Aralar y Laguna Negra, se reflejó en que Roglic, Carapaz y el irlandés Dan Martin (Israel) solo lograron separarse en un segundo, a favor del esloveno, en su esfuerzo sobre el asfalto. Así, Roglic se llevó la ‘roja’ en Arrate y las dos jornadas siguientes se consolidó a la cabeza de la clasificación gracias a las bonificaciones que también provocaron que Carapaz cediera su segundo puesto a Martín en la cima de Soria.

TERCERA CLAVE: CIERTO NO LOGRÓ SU OBJETIVO

Los siempre temidos fans, no en vano en este ciclismo moderno agrandan más los desniveles que las subidas, no se consolidaron camino a Ejea de los Caballeros. Movistar movilizó a sus hombres más poderosos a la salida de Borja, el punto que todos sabían que sería clave si se estaba llevando a cabo la tarea de lanzar el ataque, y puso a la escuadra de quince kilómetros a rodar a más de 70 kilómetros por hora.

Nadie más apoyó la iniciativa de las compañías telefónicas y todo quedó para por primera vez en la Vuelta, los velocistas pudieron lucirse. El irlandés Sam Bennet (Deceuninck Quick Step) no perdió la oportunidad.

CUARTA CLAVE: NO TURMALET

La etapa Tourmalet, como se conocía desde que se anunció la Vuelta, no pudo ser. Francia cerró sus fronteras por el brote del coronavirus y la organización tuvo que activar un plan B.

Con la partida fijada en Biescas, se decidió entrar en una llegada de gran altura, como el Parking de Sarrios en Formigal. Casi mil metros de desnivel acumulado fue la diferencia entre lo planeado inicialmente y la etapa realizada, pero las adversidades climáticas en forma de viento y lluvia acudieron en ayuda de Unipublic y el éxito se reflejó en el resultado.

El británico Hugh Carthy (Education First) fue el primero en detectar que a Roglic no le iba bien, Carapaz no tardó en comprobarlo, al igual que Martin. El cambio de rumbo en la general fue servido, aunque los cuatro están en un margen de menos de un minuto.

QUINTA CLAVE: EL FRÍO Y LA LLUVIA

El cambio de fechas -desde finales de agosto tradicionales y principios de septiembre, hasta bien entrado el otoño-, ha provocado las condiciones meteorológicas en las que se desarrolla la Vuelta han variado sustancialmente.

Frío y lluvia añadidos a una ruta selectiva, junto a fechas en las que tradicionalmente muchos ciclistas ya se encuentran en su período de descanso y transición a la nueva temporada, pueden acabar pasando factura a lo largo de las tres semanas.

Aunque todavía quedan dos tercios de las etapas (12) por jugar, todos reconocen que recuperarse de los esfuerzos del día a día es más complicado y ese músculo acabará pasando factura.

.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

TSJN confirma condena a 17 años de prisión por abusar de dos hijas menores de su pareja en Pamplona

los Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) confirmó la condena de 17 años de prisión impuesto por la Sección Segunda de la Audiencia...

Jony, un mes de descanso

El jugador sufre un desgarro muscular en el tendón de la corva de la pierna izquierda .

Recent Comments