Leitza, qué ver y qué realizar en entre los pueblos con mucho más encanto de Navarra.

Leitza, es un pequeño pueblo ubicado en el valle de Leitzaran, en el nordoeste de Navarra. Sus límites geográficos, están establecidos por los pueblos de Berastegi y Goizueta al norte, Ultzi al sur, Goizueta, Ezkurra y Beruete al este y Berastegi y Areso al oeste. En este núcleo rural, el gris azulado de las nobles viviendas de piedra se fusiona con los profundo verde de sus bosques creando un espacio idílico. Y sucede que, la hermosura de Leitza radica tanto en su núcleo urbano como en sus montes, 2 espacios, indispensables de conocer en todo viaje a Leitza. Si accedéis a Leitza desde Gipuzkoa, si la primera cosa que veis es una región industrial, la papelera, no les asustéis, Leitza es un pueblo hermoso, paciencia. Entre los espacios que mucho más acostumbran a agradar a quienes visitan Leitza, podemos encontrar sitios como Peru-Harri, Leitzalarrea, la Vía Verde de Plazaola o nuestro casco histórico. Tal es el atractivo de este último, que fue entre los niveles mucho más esenciales de la película «8 apellidos vascos», entre las producciones mucho más taquilleras de los últimos tiempos.Leitza es un núcleo rural en el que las prácticas ancestrales están intensamente arraigadas. Un espacio, idóneo para saber las tradiciones, prácticas y también historia de nuestro pueblo. La gente que adoran la fotografía, hallan en Leitza un modelo de mucho lujo. Los caseríos desperdigadas por los montes, entre bosques y prados, rodeados por ovejas, vacas y caballos, forman entre los panoramas mucho más retratados del norte de Navarra. Una estampa que conquista. El azul del cielo contrasta con el verde de sus montes y el gris azulado de las viviendas. Una bonita paleta de colores, que a mucho más de un artista le hubiera dado gusto capturar.

Información de Leitza.

  • Atractivos: Naturaleza, tradición, historia y gastronomía.
  • Pobladores: 2.900
  • Área: 59 km²
  • Localización: Leitza, Valle de Leitzaran, Navarra.

Debéis comprender, que, si bien en varios productos podemos encontrar referencias a Leiza, la nomenclatura oficial para referirse a este pequeño núcleo urbano es la de Leitza, en euskera. Un nombre que asocia tanto al núcleo urbano como a los mucho más de cien caseríos que podemos encontrar esparcidos por las laderas del valle. Los distintos distritos que conforman Leitza son Arkiskil, Erasote, Gorriztaran, Sakulu y Erreka.

Qué ver en Leitza.

En este capítulo sobre qué ver en Leitza, les planteamos numerosos espacios, que, ubicados tanto en Leitza como en las inmediaciones, resultan bien interesantes de saber. La localización de Leitza, en el corazón del valle, provoca que la naturaleza sea entre los enormes personajes principales de este pueblo, aguardamos que nuestras proposiciones sean de tu gusto.

Núcleo urbano de Leitza: El casco viejo de Leitza es digno de conocer. Aconsejamos que les adentréis entre esas gigantes moles de piedra que tienen por viviendas. Hermosas. En nuestro caso, fueron miles los datos que nos dejaron sin palabra en este núcleo urbano, entre todas y cada una , resaltamos el Eguzkilore, ese cardo ancestral de nuestro pueblo, el día de hoy protegido, que prosigue cuidando las viviendas de Leitza postrado en sus puertas.

De entre todas y cada una de las edificaciones que resaltan en Leitza, podemos destacar la plaza Euskal Herria, el municipio, el frontón, el lavadero de Aiene o la iglesia de San Miguel. Esta última, nos sugiere ir a gozar de unas increíbles vistas de Leitza merced a su privilegiada localización. Si bien las edificaciones previamente convocados son sencillamente increíbles, no debemos perder de vista todas las viviendas de piedra, que, con su diseño a 2 aguas, resaltan merced a su impresionantes construcciones, balcones y puertas. Unas especificaciones, que las transforman en joyas arquitectónicas, genuinas viviendas del pirineo Navarro. Según dicen, hay un rumor que afirma que las viviendas de Leitza están enfadadas entre sí, una creencia, que hay que en parte importante a la estructuración de este increíble casco urbano. Debéis comprender, que todos y cada uno de los viernes, se efectúa un pequeño mercado en la plaza de Leitza, un espacio clásico que nos ofrece la posibilidad de comprar producto local, de km 0.

Peru Harri: El museo de Iñaki Perurena, Peru-Harri, nos sugiere ir a saber la civilización de la piedra y los Herri Kilorak (deportes rurales de Euskal Herria) mientras que hacemos un pequeño repaso a la vida de los Perurena. Un espacio ubicado en medio de una naturaleza, que les aconsejamos gozar a ojos cerrados. Las gigantes estatuas que podemos encontrar en todo el paseo, unidas a los elementos del interior del caserío Gorrittenea, forman una increíble compilación que nos asiste a entender la manera de ser del pueblo vasco.

Molino de Zubieta: El molino de Zubieta, Zubietako errota en euskera, es un bello complejo de ingeniería ubicado al lado de la carretera que divide Doneztebe / Santesteban de Leitza. Este molino construido en 1785, fue rehabilitado y abierto al público en 1998, una enorme joya histórica que vale la pena ver en desempeño. Esta edificación, es, al lado de las aguas del pequeño rio que le da vida (Ezkurra), entre los atractivos que estamos en las cercanías de Zubieta. Por otro lado, el puente medieval que une ámbas riberas del rio Ezkurra y las hermosas viviendas de piedra del núcleo urbano de Zubieta, complementan esta didáctica visita del norte de Navarra.

Parque Natural señorío de Bertiz: Este espacio, pertence a los enormes atractivos del Parque Natural del Señorío de Bertiz. Y sucede que este jardín de sobra de cien años, cuenta dentro suyo con especies arbóreas de distintas unas partes del planeta rodeadas por arbustos y flores exóticas. Un pequeño recorrido en medio de una naturaleza, que, merced a sus estanques, viviendas señoriales, historia y encantos naturales, transforma este enclave en entre los mucho más visitados de Navarra.

Tolosa: La vieja capital de Gipuzkoa nos espera con los brazos libres para saber todos de sus misterios. Conocida por sus chuletones, sus alubias, sus dulces y sus txapelas, la vieja capital de Gipuzkoa tiene una increíble compilación de espacios para gozar. Desde el museo TOPIC hasta su increíble casco histórico. Una visita muy sugerida dentro de Euskadi.

Donostia San Sebastián: Si bien a varios les parezca una disparidad sugerir conocer la costa gipuzkoana estando alojados en Leitza, debemos rememorar que Donostia San Sebastián está a solo 30 minutos en turismo. Una pequeña fuga, que puede servirnos para gozar de un bonito recorrido por la costa de Donostia San Sebastián, el monte Urgull, Igeldo, las playas de Donostia San Sebastián o alguno de los varios miradores de la ciudad más importante gipuzkoana. Un bonito “egun pasa” (excursión o viaje que dura todo el día), que nos ayudara a complementar nuestra aventura en Leitza.

Valle de Baztan: El mágico Valle de Baztan, nos obsequia un sinfín de aventuras y también historias para conocer. Situado entre los puertos de Belate y Otsondo, entre montañas, bosques y prados, podemos encontrar los 15 pueblos que forman una parte del Valle de Baztan, el ayuntamiento mucho más grande de todo Navarra. Las viviendas de piedra y el ambiente de enorme valor natural, hacen de este espacio entre los mucho más demandados por la gente que procuran la calma lejos de las enormes urbes.

Infernuko Errota: Infernuko errota, molino del infierno en español, es un molino de agua ubicado en un espacio recóndito de Navarra. Un espacio, en el que la cobertura desparece dejando rincón a la genuina y salvaje vida rural. Este molino, fué recuperado por los causantes de un lugar de comidas próximo, Etxebertzeko Borda. Si les animáis a recorrer el camino que divide este lugar y el molino, les aconsejamos evaluar sus producciones de cocina. Habituales, autenticas, de siempre y a un limitado precio. Seguramente les agradan.

Zugarramurdi: El pueblo de las brujas. Un pequeño pueblo ubicado cerca de la “muga”, frontera en euskera, en el que aparte de la brujería, el contrabando asimismo formó parte esencial de su crónica. En este pueblo aconsejamos conocer el museo de las brujas, las grutas de Zugarramurdi y efectuar la ruta famosa como “pottokaren bidea”, la ruta del caballo azul. Un paseo histórico y circular, que conecta los pueblos de Ainhoa, Sara, Urdazubi-Urdax y Zugarramurdi.

Amaiur: En este coqueto pueblo navarro están los restos del último castillo y bastión del Reino de Navarra. Fue aquí, donde los últimos valientes lucharon por su pueblo. Hoy día, este pueblo relajado y de enorme hermosura, nos acoge invitándonos a pasear entre sus viviendas para acabar gozando de un suculento talo en el molino del pueblo. Les aconsejamos la lectura de nuestro producto “Amaiur, entre los pueblos mucho más lindos del Valle de Baztan”, nos encontramos seguros de que las imágenes y las expresiones en el presentes les ayudaran a decantaros por este bonito rincón navarro.

País Vasco Francés, Iparralde: Iparralde, asimismo popular como el País Vasco Francés, es una región atractiva. Un enclave en el que los pequeños y también increíbles pueblos, llaman la atención de todas y cada una la gente que lo visitan. Además de esto, en esta región, asimismo podemos encontrar espacios simbólicos como el tren de cremallera de Larrun, el histórico núcleo urbano de Donibane Garazi / San Juan Pie de Puerto o el Aquarium de Biarritz entre otros. Muy sugerido.

Como podéis ver, la mayor parte de atractivos que les aconsejamos para poder ver en Leitza y aledaños, corresponden a espacios ubicados a mucho más de 30 minutos del centro urbano de esta ciudad. Y sucede que, en dependencia de la planificación y duración de cada viaje, es posible que los atractivos que comentamos les asistan a conseguir una visión global de nuestra cultura, historia y forma de ser.

leitza ayuntamiento e1617041537532

Qué llevar a cabo en Leitza.

Leitza se muestra frente como un paraíso natural donde hacer ocupaciones de todo género. Los fanaticos del turismo activo están de suerte. Senderismo, sendas de BTT y una gastronomía reponedora les aguardan. Hete aquí ciertos ejemplos.

Camino de Leitzalarrea: El nombre de este camino, se ajusta a un topónimo común en Euskal Herria. Por un lado podemos encontrar el nombre del pueblo “Leitza” y por otra la palabra “Larre” prado en euskera, realizando de esta manera alusión a los prados de Leitza. No obstante, esta ruta de Leitza nos conduce la mayoría del sendero entre árboles. Este recorrido por Leitzalarrea, nos conduce por bosques llenos de encanto a lo largo de precisamente 6 km. Un paseo circular, que empieza en el área de Ixkibar y atraviesa espacios donde anteriormente las sorginak (brujas en euskera) efectuaban sus akelarres. En Ixkibar, donde tenemos la posibilidad de dejar nuestros automóviles, apreciamos los restos de una explotación minera para conseguir mineral. La mayor parte de los árboles que estamos en el sendero corresponden a plantaciones efectuadas por los Leitzarras durante la historia. Entre todos y cada uno de los bosques del sendero, podemos encontrar en Abetal de Izaieta, proclamado Monumento Natural.

Vía verde de Plazaola: La Vía verde de Plazaola responde al trazado que hacía el viejo tren de Plazaola. Un paseo, que unía las ciudades de Iruñea Pamplona y Donostia San Sebastián. Esta vez, recorremos una parte del trazado recuperado y acondicionado. La mayoría de los tramos recuperados están en los límites geográficos de Leitza, una ruta de enorme hermosura natural y también histórica que les aconsejamos recorrer tanto en BTT como andando. A propósito, si estáis pensando en hacerla en bicicleta, podéis rentar las bicicletas en Lekunberri, sin precisar cargar con desde casa.

8 apellidos vascos en Leitza: Recorrer los distintos niveles de películas como 8 apellidos vascos o series como Goenkale, es una aventura. Y sucede que, si ponemos como un ejemplo a la película apuntada por Emilio Martínez-Lázaro, 8 apellidos vascos, tenemos la posibilidad de decir que fué un escaparate idóneo para enseñar al planeta la hermosura de Leitza. Esta producción ganadora de 3 goyas en 2015 se encuentra dentro de las películas mucho más taquilleras de la historia. Argoitia, el nombre con el que se conoció a Leitza en la ficción, es donde se lleva a cabo la mayoría de 8 apellidos vascos. Esta afirmación, esta argumentada en que la vivienda de Amaia, personaje principal de la película, como muchas otras áreas, fueron rodadas en Leitza. Si deseáis rememorar la película, les aconsejamos pasear por los niveles que pisaron Clara Lago, Dani Rovira, Karra Elejalde o Carmen Machi entre otros.

Gozar de la gastronomía: Comer en Leitza es un genuino exitación. El hecho de ser un ambiente rural, provoca que muchas de las materias primas usadas para efectuar los platos, sean locales, autóctonas. Ejemplo de esto es el menú del que nos divertimos en el lugar de comidas Iruso de Leitza. Un menú, lleno de proposiciones locales como el talo, la txistorra, la chuleta, la ensalada de queso Idiazabal o la tarta de queso. Sin ningún género de dudas, un lugar idóneo para entender y gozar de la gastronomía de Leitza. Si estáis apasionados en comer en este lugar de comidas, si deseáis agrandar esta información, les aconsejamos la lectura de nuestro producto: “Iruso, el lugar de comidas de Leitzalarrea”.

Localización de Leitza.

El ambiente en el que está Leitza, entre montañas, a una altitud de 490 metros sobre el nivel del mar, cercada por montañas de 700 metros de altitud media, provoca que Leitza nos dé un espacio donde gozar de la naturaleza con total tranquilidad y calma. Por su parte, la buena comunicación vial de la que disfruta, provoca que estemos lejos y cerca de las enormes urbes de nuestro ambiente. Y sucede que, Leitza, está con perfección comunicada con el interior y la costa de Euskal Herria, siendo sus puntos fuertes Iruñea Pamplona (40 minutos) y Donostia San Sebastián (30 minutos). Como podéis ver, Leitza se muestra frente como un espacio estratégico para conocer Navarra y Gipuzkoa. Y sucede que, ubicada entre las dos zonas, este pueblo navarro se antoja idóneo para comprender parte esencial de Euskal Herria.

Historia de Leitza.

Muchos son los presentes que nos charlan de la presencia del humano en Leitza, los mucho más viejos, el dolmen de 2 cámaras ubicado en Mendibil (4.000 a. C) y los crómlech de Urdola (2.000 a. C). Por otro lado, la referencia redactada mucho más vieja la podemos encontrar en un archivo del entonces rey del Reino de Pamplona, Sancho el Mayor (1004-1035), si bien lamentablemente, los especialistas no se ponen en concordancia sobre su certeza. De cualquier manera, el próximo archivo que podemos encontrar, data de 1192, en el momento en que Sancho VI el Sabio entrego a Leitza un fuero. Para todas y cada una esas personas que ignoran el término de fuero, decir, que hablamos de un grupo de leyes que un monarca concedía a un territorio en la Edad Media con el propósito de regular el día a día de ese rincón. Los fueros concedían permisos y derechos que otros pueblos o territorios no tenían, pero asimismo imponían sus impuestos. En la situacion de Leitza, el fuero afirmaba que debían abonar un impuesto por cada casa y otro por cada animal del que disponían.

¿Sabéis que el escudo de Leitza y Bizkaia tienen bastante en común? Si bien los presentes escudos no tienen tanto en común como en aquel momento, debéis entender que el escudo de Leitza es un pequeño obsequio que, Lope Díaz de Haro, señor de Bilbao en 1227, obsequio a numerosos Leitzarras que lucharon al lado de en la guerra de Baeza (Jaén) en agradecimiento. El semejante de estos 2 escudos era muy impresionante, hasta tal punto que la aparición de un único lobo en el escudo de Leitza era la diferencia mucho más importante con en comparación con de Bizkaia, que tenía 2 lobos. El presente escudo de Bizkaia (1986) no tiene los lobos de los Haro, una modificación que deja clara la desconexión con el Reino de León y el estirpe de los Haro.

Leitza, estuvo un buen tiempo en la muga entre los reinos de Navarra y Castilla, un hecho, que logró que Leitza padeciera múltiples asaltos. En una de estas peleas, en 1429, el Reino de Castilla asoló el pueblo. Tras este altercado, Leitza quedo bajo mando de Castilla hasta 1437. Lamentablemente, las peleas no cesaron y en 1444 el pueblo fue de nuevo destruido. Si hoy día Leitza es bello, no tenemos ganas ni meditar como seria, si no lo hubiesen destruido en tantas ocasiones.

Personas consagrados de Leitza.

Leitza es un pueblo de consagrados. Y sucede que, aparte del ahora mencionado Iñaki Perurena, hay muchas otra gente de renombre en Leitza. La mayor parte de , atletas. Si hay que refererir una pueblo navarro que destaque por ser cuna de atletas, mucho más de un individuo citaría a Leitza, nos encontramos seguros. Los Leitzarras han señalado durante la historia en distintas disciplinas deportivas, la mayor parte de , en distintas costumbres de Herri Kirolak, los deportes rurales. Hete aquí ciertos ejemplos:

  • Abel Barriola (pelotari).
  • Oinatz Bengoetxea (pelotari).
  • Ion Jaunarena Etxekolonea (pelotari).
  • Miguel Zestau (remontista).
  • Iñaki Agirre Apezetxea ‘Gaztelu’ (remontista).
  • Luis Vicente Otín (ciclista).
  • Mikel Nieve (ciclista).
  • Mieltxo Saralegi (harrijasotzaile, levantador de piedra).
  • Iñaki Perurena (harrijasotzaile, levantador de piedra).
  • Inaxio Perurena (harrijasotzaile, levantador de piedra).
  • Jon Kanflanka (segalari, cortador de yerba).
  • Patxi Astibia (aizkolari, cortador de leños).
  • Martin Garciarena (aizkolari, cortador de leños).

Esta no es mucho más que una pequeña representación de los enormes atletas que el pequeño pueblo de Leitza, 2900 pobladores, dio al deporte de elite. Según nuestro Inaxio Perurena, este éxito es en parte, culpa de la manera de ser de los pobladores de este pueblo. Sacrificio, rutina y bastante trabajo. Nos encontramos seguros que más adelante, la factoría de Leitza nos proseguirá alegrando los días con enormes espectáculos de deporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí