Inicio Actualidad Navarra tiene 115 casos activos de COVID-19 en las viviendas de mayores

Navarra tiene 115 casos activos de COVID-19 en las viviendas de mayores


Los brotes de casos de COVID-19 en las residencias de Viana y Sesma hicieron que los casos activos en los centros de Navarra pasen en una semana de afectar a 80 personas a 115, lo que equivale al 1,3 por ciento del total de habitantes en centros de la Red social Foral, según los datos del Departamento de Derechos Sociales.

Hasta la fecha se han producido un total de 236 altas epidemiológicas, más allá de que la pandemia perjudica a 10 de los 71 centros de Navarra en donde residen personas mayores, con particular incidencia de hoy en las residencias Nuestra Señora de Felicidad en Viana, y Virgen del Carmen, en Sesma.

En este último caso, se ha procedido a realizar pruebas diagnósticas a las 42 personas habitantes tras presentar síntomas de la patología una de ellas. Hasta el mediodía el viernes se han afirmado 22 casos positivos y se está esperando de corroborar la conveniencia clínica de hacer traslados a centros hospitalarios o bien elementos intermedios.

En el caso del brote detectado en Viana, tras la realización de las pruebas de detección a todo el personal y residentes, aparte de las religiosas que viven en un ala del mismo edificio. De un total de 66 habitantes, 33 han dado positivo, además de 3 personas que trabajan allí y 5 religiosas. Dos personas están ingresadas en el hospital de Logroño y otra al recurso intermedio en San Adrián.

Cabe destacar que del total de casos activos hasta el jueves 5 de noviembre, únicamente 5 personas están ingresadas en centros hospitalarios; 34 cursan la patología en sus residencias con síntomas y 60 lo hacen asintomáticas. En los recursos intermedios están atendidas 16 personas.

Respecto a las bajas de expertos, se han producido 68 casos positivos: 43 personas sufren síntomas y 25 permanecen asintomáticas.

Desde el pasado 1 de julio han fallecido 55 personas mayores procedentes de centros residenciales, 36 en centros hospitalarios y 19 en la propia residencia. El pico en esta segunda ola se cifró en 169 personas infectadas el 12 de octubre.

23 CASOS ACTIVOS EN CENTROS DE DISCAPACIDAD

En relación a los centros de personas con discapacidad sigue la tónica de seguridad. Este jueves se contabilizaban 23 casos activos, en 3 de los 53 centros que ya están, ha indicado el Gobierno.

De las 23 personas afectas, 5 están hospitalizadas, 3 están en su residencia con síntomas, y 10 están asintomáticas. En los elementos intermedios cursan la enfermedad 5 personas, procedentes de estos centros.

Han recibido el alta epidemiológica 52 personas y han fallecido 3 habitantes desde el pasado 1 de julio.

Respecto a las trabajadoras de estos centros, han causado baja laboral a 33 personas por COVID-19; 18 sintomáticos y 15 no sufren síntomas.

1,3% DE LAS PERSONAS QUE VIVEN EN RESIDENCIAS NAVARRAS

Sobre la situación en centros navarros, la consejera de Derechos Sociales, Mª Carmen Maeztu, cree que «aunque en Navarra la situación en los centros en la segunda ola de la pandemia es muy distinta a la primera, no se debe bajar la guarda porque la situación puede dar un giro en cualquier momento».

Así, Maeztu ha informado de que en esta segunda fase de la epidemia las personas contagiadas en las residencias de superiores representan un porcentaje menor que en la primera ola respecto al conjunto de la población. «Es un indicio de que las medidas preventivas son funcionales, sin importar lo duro que puede resultar el cierra de los centros a las visitas y salidas», ha afirmado. También se ha comprometido a relajar las medidas dependiendo de la mejora de la situación epidemiológica general en Navarra.

Si en la primera ola se contabilizaron 1.396 casos en viviendas de superiores y 5.464 en el conjunto de Navarra, ahora son 365 casos frente a 27.411, indicó el Ejecutivo.

Es decir, Navarra pasó del 26% de personas contagiadas en viviendas del total, en la primera ola, al 1,3% en segunda, tomando presente las pruebas diagnósticas llevadas a cabo y con resultado positivo.

En términos de tasa de mortalidad, un 16% de la gente superiores de residencias que se contagian acaban falleciendo, frente al 33% en la primera ola.

Maeztu ha apelado, una vez más, en la responsabilidad ciudadana para realizar las indicaciones y sugerencias que desde Salud se realizan: «Nuestros actos no nos afectan únicamente a nosotros y nosotras porque, en un caso así, un individuo contagiada se convierte en el instante en contagiadora y puede extender el virus con mucha eficacia, con consecuencias deplorables espacialmente en personas mayores», ha concluido.



Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Navarra vuelve a superar el centenar de contagios con 101 positivos y registra 3 muertos

Navarra se fue las cien infecciones al agregar 101 nuevos positivos este viernes, según datos del Instituto de Salud Pública y Trabajo de Navarra....

Osasuna Jagoba Arrasate: «Estamos ante un mes muy importante»

El técnico del Club Atlético Osasuna, Jagoba Arrasate, dijo que su equipo afronta "un mes muy importante" antes de que comience el carrusel de...

Albéniz, Gual: el pasado no vale

Centennial Anniversary El fútbol siempre ha vivido cerca de los resultados. Lo que hiciste antes importa poco. El dicho es correcto: "Los...

Recent Comments