El Ardoi se enfrenta a un encuentro crucial en su lucha por la salvación. El conjunto de Zizur Mayor visita a un Cayón en horas bajas en el Fernando Astobiza (17.00 horas). Íñigo Ardanaz, técnico del Ardoi, no cree que el encuentro vaya a ser tan fácil como se prevé: «Nos vamos a encontrar un ambiente complicado, para ellos es casi una final».
Los de Zizur llegan después de sacar un empate en casa, en los últimos minutos, ante la Peña Sport. «El empate de la semana pasada nos da alas para el partido contra el Cayón», comenta Ardanaz, que lamenta no haber conseguido la victoria: «Teníamos la obligación de conseguir nuestra primer triunfo en casa».
El Cayón llega al partido con cero puntos y la necesidad inminente de empezar a sumar, además, tampoco ha estrenado el casillero de goles en las cuatro jornadas que llevan de temporada. No obstante, el técnico del Ardoi no se confía y ve al Cayón como un rival directo en la lucha por la permanencia: «Han hecho mérito como para haber sumado más puntos», destaca Ardanaz.
Los de Zizur cuentan con cinco puntos, dos empates contra el Peña Sport y el Burgos Promesas, una derrota contra el Racing Rioja, líder de la categoría y una victoria frente al Náxara, suficientes como para estar fuera de la zona de descenso, pero sin perder de vista a los que están por debajo.
Íñigo Ardanaz no podrá contar para el partido con Pablo Martínez, aquejado de unas molestias musculares, y Rubén Sarasa, ambos en la faceta defensiva. «Nuestra principal misión va a ser mantener la puerta a cero y aprovechar las ocasiones que generemos», sentencia el entrenador del Ardoi.

LEER  El Tour sube la temperatura

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *