Peru-Harri, el museo de Iñaki Perurena

Visitamos Peru-Harri, el museo que la familia Perurena tiene en Leitza, Navarra. Un espacio, que honra a la piedra, los Herri Kirolak (deportes rurales) y varios otras caracteristicas que pertenecen a la identidad del pueblo vasco.

La figura mucho más representativa de este museo la podemos encontrar en Iñaki Perurena, una historia de historia legendaria en Euskal Herria. Iñaki, aparte de ser popular como el padre del alzamiento de piedra moderno, asimismo es popular por su faceta de actor. Somos varios los que hemos crecido viéndole alzar piedras como harrijasotzaile (levantador de piedras en euskera) al unísono que le veíamos accionar en la serie Goenkale, entre las series mucho más longevas de toda Europa (21 temporadas, 3.707 episodios). Es por esto, que ofrecemos suma importancia a que sea nuestro Iñaki, el que nos acoja en Peru-Harri, un guía de mucho lujo. Un honor.

Las expresiones «Harri, herri, mito», nos reciben en Peru-Harri. Unos términos, que resumen espectacular lo que podemos encontrar en este espacio navarro. Harri (piedra), herri (pueblo), mito (mito). Iñaki y su familia han construido con sus manos, usando las herramientas propias del caserío, una sucesión de estatuas, que, fusionadas con los elementos que podemos encontrar dentro del baserri (caserío en euskera) Gorrittenea, forman la compilación persistente de Peru-Harri. De este modo, tenemos la posibilidad de decir que este museo tiene 2 espacios distinguidos: el interior y el exterior del baserri. Una visita muy completa, que tiene una duración aproximada de unas 2 horas.La página oficial de turismo de Navarra, define Peru-Harri como «el museo que Iñaki Perurena ha destinado a la piedra en pleno monte», una definición, que, a nuestro enteder, es un poco pobre. Peru-Harri es considerablemente más que eso.

Este espacio situado en medio de una naturaleza, almacena dentro suyo una aceptable dosis de cultura, historia, identidad, sentimientos…Cada palabra y objeto de este rincón refleja una gran parte de la vida de Iñaki Perurena y su familia. Peru-Harri, es considerablemente más que un museo.

Información de la visita a Peru-Harri, el museo de Perurena.

  • Idioma de la visita: español y euskera.
  • Precio: 4€ mayores y 3€ pequeños.
  • Duración: 2 horas precisamente.
  • Horario: Sábados y domingos (indispensable reservar).
  • Teléfono: 659 70 diez 45
  • Localización: Baserri Gorrittenea, Leitza, Navarra.

La familia Perurena, con Iñaki adelante, levanto este museo ubicado en el caserío Gorrittenea, a 2 km de Leitza, en el valle de Leitzaran. Entre los enormes reclamos de este museo, podemos encontrar la estatua del harrijasotzaile. Una atractiva figura de sobra de 8 metros y 40 toneladas, con la que se fotografían todas y cada una la gente que visitan Peru-Harri. Debemos decir, que, si bien definimos Peru-Harri como el museo de Iñaki Perurena, nos consta que hablamos de un logro familiar. Todos y cada uno de los integrantes de la familia han aportado su pequeño grano de arena a este enorme emprendimiento. El ejemplo más importante lo podemos encontrar en su hijo Inaxio, leal reflejo de su padre. La persona que decidió proseguir con la tradición familiar de alzar piedras. Este joven Leitzarra, pasea sus piedras por todo Euskal Herria creando pasión y afición, promoviendo este enorme deporte rural. Desde aquí, nuestra mucho más franca admiración.

Iñaki Perurena, guía del museo Peru-Harri.

Es nuestro Iñaki Perurena Gartziarena (Leitza, 23 de septiembre de 1956) el que nos recibe en su baserri de Leitza. Este carnicero y ganadero navarro, ha dedicado una gran parte de su historia a la piedra. Y sucede que, alzar piedras, fué la enorme pasión de su historia. Hasta tal punto, que, revoluciono los herri kirolak con una exclusiva técnica para alzar piedras. Autentica I+D+I (Investigación, avance y también innovación). Atrás quedan cientos de exhibiciones en plazas y frontones. Bastante esfuerzo, trabajo y sacrificio. Pero Iñaki no solo fué un enorme deportista, asimismo tuvo enorme éxito como actor en la serie Goenkale, entre las mucho más longevas de toda Europa. 21 años en antena, prácticamente nada. Menos conocidas son, sus facetas como bertsolari, escritor o escultor, unos puntos, que tenemos la posibilidad de ver en las gigantes estatuas que podemos encontrar en las campas que cubren Gorrittenea. Lo que mucho más nos llamó la atención de Iñaki Perurena fueron sus talentos de comunicador, su humildad y amabilidad. Pero más que nada, la manera de expresarse. Nos conquistó con un alegato ligero, lleno de vitalidad, pasión y entusiasmo. Sin ningún género de dudas, nos encontramos frente de los mejores representantes que conocimos de la civilización y también historia vasca. Poseemos bastante que estudiar. A lo largo de nuestra visita a Leitza, tuvimos la fortuna de encajar con otros 2 integrantes de la familia Perurena, con su hijo Inaxio en las inmediaciones de la carnicería y con su hijo Xabier en el lugar de comidas Iruso.

Visita dirigida a Peru-Harri, el museo de Perurena.

Las visitas guiadas a Peru-Harri acostumbran a celebrarse todos todos los sábados y domingos del año, sobre las 11:30 de la mañana. Eso sí, gracias a los distintos compromisos que tiene Iñaki, no en todos los casos le resulta viable abrir las puertas de su museo al público. Es por ello último, que es indispensable llamar para reservar. Los extensos espacios que podemos encontrar en el interior como en el exterior de Gorrittenea, hacen que Peru-Harri logre acoger enormes conjuntos sin inconveniente alguno. En nuestro caso, estábamos cerca de unas 50 personas, un hecho, que no logró que la calidad de la visita mermase. Todo lo opuesto. La visita dirigida de Peru-Harri empieza dentro del baserri Gorrittenea, en su planta baja. Es aquí, donde Iñaki efectúa una pequeña acogida al visitante. Para esto, utiliza un corto vídeo en el que hace un bonito repaso a su trayectoria, los herri kirolak y otros muchos puntos con relacionados con su persona. Bien interesante. La visita a este capítulo del caserío acaba con una iniciativa muy curiosa, muy entretenida. Perurena nos sugiere ir a alzar una piedra con sus consejos y asistencia. ¿Quién se anima? ¡Vergüenzas fuera!Tras introducirnos en Peru-Harri, Iñaki prosigue la visita en el exterior, en entre los laterales de Gorrittenea. Toca ver la catapulta. Debemos confesar, que, alucinamos al notar esta composición. La primera cosa que pensamos, fue que Iñaki había perdido la cabeza. Un pensamiento, bastante desinformado. Y sucede que, en el momento en que Perurena explico que su técnica de alzar la piedra algunas semejanzas con este género de catapulta, todo cobro sentido. Era un caso de muestra práctico de como la física, forma parte fundamental de la vida de un harrijasotzaile. En el final, resulto ser entre los atractivos que mucho más gusto al público. De nuevo, Iñaki, invito a la gente allí presentes a interaccionar a lo largo de la visita, en esta ocasión, nos invitó a elaborar la catapulta. Un hecho, que provoca que la visita a Peru-Harri se transforme en una experiencia activa y participativa. Muy entretenida. Por último, pusimos la catapulta a prueba, resultado: una piedra lanzada a unos cien metros de distancia dibujando una parábola muy pronunciada. Increíble. Les dejamos un vídeo de la catapulta, no posee desperdicio alguno. Despiadado.

Tras la publicación, Iñaki nos explicó los distintos espacios que nos quedaban por ver de Peru-Harri: la segunda y tercera planta del caserío, la gruta, el recorrido de la mitología vasca, las estatuas, el dragón para los mucho más pequeños de la vivienda…por carecer de atractivos no será. Desde este punto, Iñaki deja a los visitantes a su aire. Eso sí, si bien da tiempo a conocer todo el complejo, no les entretengáis, hay varias cosas que ver. Tras finalizar la visita a Peru-Harri, solo falta abonar y sacarnos la mítica fotografía al lado de Perurena. Un bonito recuerdo que nos llevamos a casa.

Caserio Gorrittenea y el ambiente.

Gorrittenea, es el enorme personaje principal de Peru-Harri, un caserío de 3 plantas y mucho más de 300 años que Perurena compro en su juventud como espacio de trabajo. El caserío fué rehabilitado, acogiendo la explotación ganadera que la familia Perurena tiene desde el año 1985 y el espacio Peru-Harri, el museo que Iñaki y los suyos hicieron en el año 2010. Si examinamos el nombre de este caserío, Gorrittenea, observamos que tiene dentro el sufijo –enea, un sufijo empleado frecuentemente en euskera para denominar viviendas. Les aconsejamos la lectura del producto de Euskaltzaindia (Real academia de la lengua vasca) relativo a este capítulo. Y sucede que, según nos indican, es posible que el nombre de este caserío responda a la contracción de GorrittirEN etxEAn (casa Gorritti), Gorritti – enea, Gorrittenea. Pero, repetimos, es mucho más una intuición nuestra que cualquier otra cosa. Seguramente Iñaki conoce el origen del nombre del caserío, les animamos a que se lo preguntéis a lo largo de vuestra visita dirigida.El paisaje que circunda el museo, compuesto por los bosques, campas y montes de Leitza, nos sugiere ir a sostener la visión fijada en el horizonte. Nos encontramos en plena naturaleza. Un espacio, paradisiaco, que, merced al hallazgo de una punta de hacha del neolítico, entendemos que fué habitado desde periodos prehistóricos. Un hallazgo, que contribuye un valor plus a la increíble compilación persistente de Peru-Harri. Un espacio idóneo para desconectar de las enormes urbes y comprender esos pequeños datos que hacen grande al pueblo vasco.

Harrijasotzaileak.

La palabra harrijasotzaile, harri (piedra), jaso (alzar), tzaile (sufijo que indica al realizador de una acción), lo afirma todo. No es necesario explicación alguna. Pero lo que si nos semeja esencial señalar es la procedencia de este y el resto de deportes rurales de Euskal Herria. Como resalta Iñaki a lo largo de la visita, todos los deportes vascos, argumentan a un trabajo. Varios de , la mayor parte, nacieron de los duros trabajos que se efectuaban ambiente al caserío. Unos trabajos que brindaron el salto a la plaza pública como diversión, realizando que los vascos y vascas disfrutasen del espectáculo, apostasen por su preferido y desconectasen de las duras jornadas de entonces.En este capítulo es requisito nombrar una parte de la historia del alzamiento de piedras, y no solo en Euskal Herria, sino más bien en el planeta. Ahora en la civilización griega, hay referencias al alzamiento de piedras. En Euskal Herria, fueron los propios canteros los que transformaron este trabajo en deporte al comenzar al competir entre para poder ver quien lograba efectuar mucho más alzadas. Años después, en el siglo XIX, el alzamiento de piedra, se transformó en deporte reglado, poniendo sobre la pesa la normativa sobre los pesos y maneras de la piedra (cilíndrica, la cúbica, la esférica y el rectángulo paralelepípedo). En el año 1976, Iñaki proyecto una exclusiva técnica que revoluciono este deporte. Esta historia y progresión, es aparente actualmente en Peru-Harri. Actualmente Inaxio Perurena, entre los hijos de Iñaki, prosigue los pasos de su aita (padre en euskera) en el campo de los herri kirolak. Semeja que disfrutaremos de la faceta de harrijasotzailes de los Perurena y del museo Peru-Harri por un buen tiempo. Quien sabe, quizás más adelante no lejanísimo, sea nuestro Inaxio el que nos reciba en Peru-Harri. Nos consta, que, Euskadi no es ni muchísimo menos el único pueblo que tuvo la tradición de alzar la piedra, en las Islas Canarias y también Irlanda asimismo ha existió esta práctica. Eso sí, tenemos la posibilidad de decir, que en Euskal Herria, se encuentra dentro de los pocos espacios en el que este deporte prosigue con vida merced a personas como Iñaki y también Inaxio. Eskerrik asko lagunak!

Costos y horarios de Peru-Harri.

Las tarifas de Peru-Harri están muy ajustadas. 4€ mayores y 3€ pequeños. Unos costos con una relación calidad precio muy correcta. Más que nada, si las equiparamos con algún otro museo que hayamos visitado. Una tarifas, simbólicas. En nuestro caso, visto que una historia de historia legendaria de la civilización vasca como Iñaki Perurena sea el guía de esta experiencia, incrementa el valor de exactamente la misma. No obstante, para deseos los colores. ¿Qué opináis nosotros? Les animamos a que nos dejéis un comentario en este producto.

De qué forma llegar a Peru-Harri.

El caserío Gorrittenea, está con perfección señalado. Solo debemos poner rumbo al núcleo urbano de Leitza y desde allí a Erasote Auzoa (vecindario en euskera) por la carretera NA-1700 dirección al puerto de Uitzi. Una vez a la altura del número 4, en nuestra carretera, a mano derecha, podemos encontrar una mano que nos señala el desvío que debemos coger para llegar hasta el caserío de la familia Perurena. Desde este punto, una carretera de determinada pendiente nos transporta hasta el arco de piedra que nos ofrece la bienvenida a Peru-Harri. Lo que se dijo, no posee perdida.

Dónde comer cerca de Peru-Harri.

Tras la visita, preguntamos a Iñaki sobre un lugar de comidas donde poder comer en Leitza. La contestación fue simple, Iruso. Iñaki barría para casa. Y sucede que este pequeño y coqueto lugar situado en Leitzalarrea, es regentado por uno de sus hijos, Xabier Perurena. Tras unos cuantos llamadas para cerrar disponibilidad, pusimos rumbo al lugar de comidas y hostal Iruso, no sin antes llevar a cabo un pequeño poteo por el núcleo urbano de Leitza. Hermoso a propósito. Al llegar a Iruso, nos hemos proporcionado cuenta que todo se encontraba adornado con bastante gusto, al aspecto. Su comedor, de solamente 4 – 5 mesas preparadas en torno a una chimenea, invitaba al disfrute. El menú, el que nos aconsejó nuestro Iñaki.

Entrantes.

  • ​Talo artesano con chistorra de casa Perurena.
  • Ensalada verde con lajas de queso Idiazabal, jamón crocante, nueces, pasas y vinagreta de frutos colorados.
  • Tortilla de bacalao.

Plato fuerte a escoger entre:

  • Entrecot de ternera con patatas y pimientos.
  • Chuletillas de cordero asadas con patatas y pimientos.
  • Costilla de cerdo confitada a baja temperatura a lo largo de 12 horas con patatas y pimientos.
  • Muslo de pollo relleno de jamón y queso acompañado de patatas panadera.
  • Carrilleras de ternera en salsa con acompañamiento de patatas.
  • Codillo de cerdo confitado a baja temperatura acompañado de patatas y pimientos.

De postre:

  • Tarta de la vivienda (tarta de queso al horno).
  • Arroz con leche casero.
  • Compota casera con manzana reineta.
  • Sorbete de limón.

Precio: 30 € IVA incluido. Suplemento de 8€ por persona para chuleta de casa Perurena y de 5€ para el solomillo de ternera de casa Perurena

​Completamente sugerido. Más que nada, la tarta de queso, despiadado. Si debemos poner una pega, lo haríamos sobre la tortilla de bacalao, un poco seca. En cuanto al resto, un menú que apuesta por lo de casa, por lo clásico, apuesta segura. La atención, fue otro de los enormes puntos en pos del lugar de comidas Iruso. Y sucede que, llegamos después de lo sosprechado, nos perdimos (en los bares de Leitza, no disponemos perdón) y ahora habían cerrado la cocina. Pero Xabier, no dudo ni un momento y la volvió a abrir solo para . Enorme aspecto. Aun, al finalizar de gozar de sus producciones, paso a saludar y preguntar por la experiencia. Estos pequeños datos, son los que hacen regresar a la multitud.

Información lugar de comidas Iruso.

  • Teléfono: 660 64 33 67
  • Precio medio: 30€
  • Localización: Erreka Auzoa, 14, Leitza, Navarra.

Qué ver y qué llevar a cabo cerca de Peru-Harri.

Leitza, bien merece una visita. Y sucede que, el increíble valor paisajístico que podemos encontrar en este valle, unido a la increíble arquitectura habitual de sus núcleos urbanos, conquista a todas y cada una la gente que la visitan. Un espacio del Pirineo Navarro en el que aparte del ahora popular Peru-Harri, asimismo podemos encontrar un sinfín de atractivos con los que poder gozar. Hete aquí unos ejemplos.

Estos no son mucho más que una pequeña representación de los varios espacios que nos han conquistado a lo largo de nuestros viajes por Euskal Herria. Hay considerablemente más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí