Quince días después de que concluyera el torneo hípico celebrado en la Ciudadela de Pamplona, las toneladas de arena empleada para el evento siguen en los fosos sin recoger y con pocas perspectivas de que esto suceda de forma inminente.

El espacio donde se celebraron los concursos ecuestres mantiene este lunes la gruesa capa de arena y en los alrededores, donde se ubicaron los boxes para los caballos y otras instalaciones, se acumulan restos vegetales.

Contrasta, desde luego, con el aspecto cuidado y con abundante hierba de los jardines superiores, que los empleados municipales se esforzaban este mañana por mantener cuidados y limpios.

Aunque la previsión del Ayuntamiento señalaba al lunes 20 de septiembre como la fecha para comenzar la retirada de la arena de sílice de los fosos, el material sigue en el mismo lugar.

El resto de materiales sí han sido retirados. Ya han sido desmontados y trasladados todos los elementos que se utilizaron durante el e vento hípico celebrado entre el 2 y el 12 de septiembre.

El 14 de septiembre se celebró sobre el terreno una reunión de los técnicos de Jardines con la organización del Gran premio de hípica – Murallas de Pamplona para establecer cómo ejecutar la retirada de la arena.

El Ayuntamiento envió ese día una nota a los medios de comunicación explicando que es un proceso que debe ser » muy preciso ya que la base sobre la que descansa debe mantenerse indemne, además de evitar el daño a la propia arena ya que se aportara como material de recebo a la jardinería de la zona».

LEER  Un espectáculo recuerda al canciller Villaespesa

A final de esa semana se esperaba haber dejado limpia y practicable la zona con la previsión de comenzar la retirada de la arena el lunes 20, «si las condiciones climatológicas lo permitían».

El asunto será tratado en la Comisión de Urbanismo de este miércoles, donde el grupo municipal de EH Bildu ha presentado una iniciativa alertando del estado «deplorable» e «insalubre» que presentan los fosos.

En concreto se alude a la presencia de «toneladas de arena sucia, paja de los establos apilada en montones y estiércol de caballo esparcido por todas partes».

Acuerdo de la mayoría

En el último Pleno del Ayuntamiento celebrado el 9 de septiembre, los grupos acordaron que se elabore un informe que determine los posibles efectos medioambientales generados en los fosos por la celebración del torneo hípico.

La mayoría municipal también acordó que los trabajos de rehabilitación del espacio y para la retirada de la arena no supongan gastos a las arcas del Ayuntamiento.

La responsabilidad, según aclaró la concejala delegada de Deportes María Caballero, corresponde a los organizadores del evento.

Participaron más de 200 caballos y las intenciones del Ayuntamiento es repetir el concurso el año que viene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *