Sin música ni voz

En el momento en que se cumplen este octubre veinte años precisos de que TVE estrenara el software musical mucho más popular de siempre, el desconcierto y la incredulidad prosiguen instalados en la primera familia ‘triunfita’, La mucho más famosa de todas y cada una y, hasta la actualidad, la mucho más cariñosa. ¿El fundamento oficial? La cancelación del concierto homenaje a Àlex Casademunt. ¿El diligente? La carencia de promoción y los pésimos rollos que ya están entre varios de los vocalistas que, suprimiendo el término benéfico, habrían demandado a la organización cachés de hasta 4.000 euros. Un despropósito que, indudablemente, empaña una efeméride solo comparable a la llegada a la tele de ‘Enorme Hermano’.

Sin música ni voz

LEER  Tom Cruise, irreconocible ¿Qué se ha hecho en la cara?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *